Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez y Albert Rivera se reúnen para hablar de pactos

Los dos políticos derivan a sus organizaciones territoriales la consecución de alianzas

Pedro Sánchez, en la sede del PSOE.
Pedro Sánchez, en la sede del PSOE.

En secreto, como tenían previsto, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, han mantenido una reunión que ha durado dos horas y media. Ambos políticos han derivado a sus respectivas organizaciones territoriales la responsabilidad y el trabajo de intentar llevar a cabo posibles alianzas o acuerdos para que el partido de Rivera apoye a representantes socialistas. En ninguna comunidad autónoma Ciudadanos ha sido primera fuerza, por lo que si hay pacto será para que gobierne el PSOE, bien por la abstención de Ciudadanos o por el voto afirmativo.

En esta reunión se han conocido personalmente, ya que solo habían mantenido dos conversaciones telefónicas. Rivera y Sánchez han hablado de la situación política del país tras las elecciones y han dedicado especial atención a la regeneración democrática en la que ambos están empeñados. De manera oficial, ni uno ni otro partido ha ofrecido información y aunque sí han tenido interés en señalar que los pactos se llevarán de manera descentralizada. Desde el PSOE se apunta el máximo interés de Pedro Sánchez en hacer ver a Albert Rivera la inconveniencia de que permita gobernar al PP en comunidades donde la corrupción ha sido la tónica general.

Este encuentro se ha producido el mismo día en el que se añaden nuevos imputados del PP en la Operación Púnica en Madrid. El secretario general del PSOE ha lanzado un mensaje a Albert Rivera, en declaraciones a EL PAÍS el pasado domingo, en las que le emplazaba a no apoyar un Gobierno en Madrid presidido por el PP. “Su discurso de regeneración democrática no tendría credibilidad”, dijo Sánchez. Este martes ha tenido ocasión de decir a Rivera esto mismo pero en persona y añadir, además, las comunidades de Valencia, Castilla y León, La Rioja y Murcia.

El líder del PSOE tiene pendiente reunirse de inmediato con Pablo Iglesias, secretario general de Podemos y con el coordinador general de IU, Cayo Lara. Asimismo, está a la espera de que le convoque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Por su parte, también Albert Rivera mantendrá reuniones con otros líderes nacionales y no se descarta que lo haga con el presidente del Gobierno.

Simultáneamente, continúan las reuniones en comunidades autónomas. El socialista Guillermo Fernández Vara se reunía este martes con los representantes territoriales de Podemos, y Emiliano García Page, candidato del PSOE de Castilla-La Mancha lo hacía con Podemos. Nada definitivo pero buen clima de diálogo, señalan en el PSOE. Este mismo ambiente se da en la Comunidad Valenciana, en tanto que en Andalucía el bloqueo del diálogo entre Podemos y el PSOE es una realidad. La candidata de Podemos, Teresa Rodríguez, ha denunciado que existe “un cambalache entre el PP y el PSOE de Andalucía”.

Horas después de su encuentro con Rivera, Sánchez ha subrayado en una entrevista en Telecinco que Ciudadanos "va a tener que elegir" en Madrid "entre la Púnica del PP y un candidato irreprochable como [Ángel] Gabilondo". "Ha sido una primera toma de contacto", ha remarcado el secretario general socialista en referencia a la reunión con el líder de la formación naranja. Respecto a las negociaciones para la formación de Gobierno en el Ayuntamiento de la capital, Sánchez ha destacado que su partido comparte con Ahora Madrid —la coalición de Manuela Carmena— "que el PP no alcance la alcaldía", pero ha advertido de que el PSOE será "muy exigente" en sus condiciones para pactar. "Seremos muy exigentes", ha concluido.

Más información