Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hollande recibe con honores especiales a los Reyes en París

Felipe VI recorre los Campos Elíseos con Hollande y pronunciará un discurso en la Asamblea Nacional en su primera visita de Estado

Los Reyes Felipe y Letizia, en los Campos Elíseos.

Felipe VI y la reina Letizia han iniciado este martes en París su primera visita de Estado en un momento en el que las relaciones entre Francia y España son extraordinariamente positivas. Por eso, los Gobiernos de los dos países se han implicado para que la estancia de los reyes esté cargada de extraordinarios gestos simbólicos, de un nivel superior a las habituales recepciones de jefes de Estado. Cuando se cumple casi un año del acceso al trono de Felipe VI, su estancia en la capital francesa durante tres días marcará un hito en la historia de los dos países.

Los reyes habían programado esta visita a partir del pasado 24 de marzo, pero decidieron interrumpirla unas horas después de aterrizar en París por la catástrofe aérea de los Alpes, donde fallecieron ese día 150 personas, 51 de ellas de nacionalidad española. Ahora, el programa es casi idéntico, pero se ha añadido algún detalle para darle aún más realce.

Los actos han arrancado esta vez con un homenaje al soldado desconocido en el Arco de Triunfo, donde los reyes han sido recibidos por el presidente francés, François Hollande, algo inhabitual en estas ocasiones. También han estado en la ceremonia la ministra de Ecología Ségolène Royal y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, nacida en Chiclana (Cádiz). La presencia detacada de Royal, que fue candidata al Elíseo y es la madre de los cuatro hijos de Hollande, se debe al orden protocolario del Gobierno francés, que la sitúa inmediatamente después del ministro de Exteriores, Laurent Fabius. Este presidía en ese momento la reunión ministerial de la coalición contra el Estado Islámico. No obstante, Royal es un peso pesado del Ejecutivo francés desde que entró a formar parte de él en marzo de 2014. La celebración en París de la próxima Cumbre del Clima le otorga aún mayor protagonismo.

Camino del palacio presidencial, la comitiva ha recorrido después la espectacular avenida de los Campos Elíseos, cerrada al tráfico durante unas horas y adornada desde hace días con banderas de los dos países. Solo la reina de Inglaterra, Isabel II, había tenido hasta ahora este privilegio, cuando el año pasado recorrió la avenida en su cuarta visita a Francia.

Los reyes se han reunido con Hollande y su delegación, encabezada por Ségolène Royal, poco antes del almuerzo. En el encuentro, el Rey ha recordado la catástrofe de Los Alpes, ha agradecido el trabajo de las autoridades francesas en esa crisis y el alto nivel que le ha dado Francia a su viaje a París, a lo que Hollande ha respondido que esta era La Visita, con mayúsculas.

Solo Isabel II de Inglaterra había desfilado por la gran avenida de París en una visita oficial a Francia

Por la tarde, Hollande ha acompañado nuevamente a los reyes en la visita a la exposición Velázquez y el triunfo de la pintura española, inaugurada el 24 de marzo en el Grand Palais. Han estado presentes varios franceses distinguidos con el premio Príncipe de Asturias, además de la alcaldesa Hidalgo y la ministra de Cultura Fleur Pellerin. Con 51 obras aportadas de todo el mundo, y especialmente del museo del Prado, se trata de la mayor concentración fuera de España de lienzos del grandioso pintor, solo superada por la expuesta en 1989 en el Metropolitan Museum de Nueva York.

Los reyes se desplazarán después al palacio de Marigny para un acto incluido en esta reanudada visita para distinguir con condecoraciones españolas a quienes participaron en el rescate de las víctimas de la catástrofe de Germanwings o prestaron ayuda a sus familiares. Entre los doce premiados, destacan los alcaldes de los tres municipios que prestaron locales y casas a familiares o el fiscal de Marsella, Brice Robin, que desde el primer momento explicó a los allegados lo ocurrido y aún hoy sigue en contacto con ellos.

Esta primera jornada concluye con una cena de Estado en el palacio del Elíseo. Entre los cientos de invitados, Felipe VI echará de menos a un héroe. Es Rafael Gómez, de 94 años, combatiente republicano de la guerra civil española que el 24 de agosto de 1944 liberó París con sus compañeros de La Nueve, la compañía de la división Leclerc en la que 146 de sus 160 integrantes eran españoles. Su esposa está muy enferma y Rafael, uno de los dos únicos supervivientes de aquella proeza, ha preferido acompañarla y quedarse en Longolsheim, el barrio de Estrasburgo en el que viven.

El Rey echará de menos en la cena de Estado a Rafael Gómez, el combatiente republicano de La Nueve

El rey ya sintió mucho no haberle visto en su anulada visita anterior. De hecho, le llamó por teléfono antes de regresar apresuradamente a Madrid. Gómez tampoco asistirá el miércoles al descubrimiento de una placa en el jardín del ayuntamiento dedicado ahora a La Nueve. “Esto les llega demasiado tarde, desgraciadamente. Es muy triste que ahora que se les empieza a reconocer no pueda estar Rafael en nombre de todos sus compañeros”, se lamenta la periodista Evelyn Mesquida, autora del libro La Nueve. Los españoles que liberaron París.

El acto con mayor carga política en esta visita se celebrará el miércoles, cuando el rey intervenga ante los diputados en la Asamblea Nacional. El primero en hacerlo fue el presidente estadounidense Woodrow Willson en febrero de 1919, nada más concluir la I Guerra Mundial.

Hasta octubre de 1993 no hubo otra intervención similar y la protagonizó precisamente el padre de Felipe VI, Juan Carlos I, quien también hizo su primera visita de Estado a Francia en octubre de 1976, once meses después de acceder al trono. Ahora, el discurso de Felipe VI coincide con el primer aniversario de la abdicación de don Juan Carlos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información