Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP se activa y exige cambios de políticas que el Gobierno ignora

El partido realiza una reunión teóricamente autocrítica sobre su desconexión de la calle

El Ejecutivo reitera sus compromisos económicos

Los problemas de comunicación y coordinación interna entre el Gobierno y el PP permanecen. El PP admitió este lunes su desconexión y falta de sintonía con la calle, en un cierto ejercicio de autocrítica, y se activó en modo de campaña electoral permanente hasta las generales en todas sus estructuras. El PP se prepara para otros cambios internos inminentes y sostiene que el Gobierno de Mariano Rajoy hará lo mismo con otro tipo de políticas a las efectuadas hasta ahora. El Ejecutivo lo desmintió a las pocas horas: “Lo esencial no se puede cambiar”.

Algunos de los responsables de plasmar la política informativa del Gobierno y del PP se despliegan con más cercanía y periodicidad tras el fracaso del 24-M , pero su problema de comunicación también persiste.

El Comité de Dirección del PP se reunió este lunes por la mañana en la sede central del partido, con la secretaria general, Dolores de Cospedal al frente, y mantuvo una cumbre para analizar cómo ha quedado esta organización tras el mal resultado electoral. Lo que trascendió de esa cita interna parecía un ejercicio de autocrítica inédito. Dirigentes del PP que participaron concluyeron que o el partido toma nota de verdad del rechazo que causa entre los ciudadanos, baja a la calle y vuelve a conectar con sus demandas y corrige algunas actitudes o se encamina a una derrota de imprevisibles consecuencias en las generales de noviembre.

El vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, compareció luego para reafirmar su impresión de que tanto Mariano Rajoy como candidato a la Presidencia como Cospedal en la secretaría general del PP continuarán en sus puestos. Luego matizó que si el presidente decide que necesita hacer cambios entre los ministros o en la cúpula del partido los hará y también serán justificados. Eso sí, fue el propio Floriano el que reveló que el PP se dispone a mejorar y recomponer esa “desconexión” y realizar todo tipo de reuniones con sus estructuras territoriales para volver a “ser bien acogido en la calle” y se mostró seguro de que el Gobierno haría lo mismo. El número tres del PP no descartó “cambios de políticas en el Gobierno” ni probablemente de caras, aunque matizó que esa competencia no le correspondía. Esa precisión la hizo varias veces.

"¿Dónde está Cospedal?". "Trabajando"

Dolores de Cospedal sigue siendo la secretaria general del PP. Ella no ha transmitido nada contrario a eso, el presidente del Gobierno oficialmente tampoco y su equipo en el partido y en Castilla-La Mancha la presumen "molesta", pero con la idea de continuar. Desde enero de 2015, hace más de cuatro meses, no comparece en la sede central del PP, que está bajo su mando. Este lunes, más de una semana después de las elecciones y tras el comité de dirección convocado, tampoco lo hizo. En su lugar estuvo el vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, que contestó que Cospedal estaba "trabajando"

El PP, por de pronto, realizará a partir de ahora una serie de actos sectoriales y políticos de balance de la legislatura y de rendición de cuentas. En privado, dirigentes del PP que asistieron a la cita de este lunes aseguraron que “todo el partido y el Gobierno son plenamente conscientes del mal resultado electoral y también de que hay que ponerse en marcha ya porque en caso contrario no se llegará a tiempo de que la gente aprecie los cambios y de que hemos entendido el mensaje antes de las generales”. La conclusión ahora es que el Gobierno y el PP tienen un problema “de piel, de comunicación y de políticas”.

Un miembro del PP muy próximo a Cospedal lo resume de forma más tajante: “Ha estado muy bien todo lo que el presidente Rajoy ha hecho en estos tres años, como evitar el rescate y la recuperación, pero ahora es el momento de ponernos todos en campaña electoral, desde el presidente a todos los ministros, y hacer política, para que cale nuestro mensaje”.

En La Moncloa lo ven de otra manera. El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, ratificó en la tarde de este lunes que “el Gobierno no puede cambiar el núcleo y las políticas esenciales, porque hay un compromiso: en política económica no va a haber cambios. No hemos hecho política pensando en las elecciones. Lo que hay que hacer en comunicación es seguir insistiendo”. También dijo que hay buena coordinación con el PP.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información