Rivera: “Los andaluces premian nuestra actitud responsable”

Ciudadanos pasaría de lograr el 9,3% de los votos al 15,5% si se repiten las elecciones

Juan Marín, en primer término, y Albert Rivera.
Juan Marín, en primer término, y Albert Rivera. David Ramos (Getty Images)

La dirección de Ciudadanos cree que la encuesta de EL PAÍS que le concede un 15,5% de votos en Andalucía si se repitieran las elecciones valida su posición de negociar la investidura de Susana Díaz (PSOE) con duras condiciones. Juan Marín, el líder local del partido de Albert Rivera, multiplicaría su resultado de marzo, pasando del 9,3% de votos de entonces, que le supusieron nueve diputados, a ese 15,5% que probablemente le situaría por encima de los 15 representantes, según el estudio de Metroscopia. Para el partido, eso refleja que su discurso ha calado entre los votantes: Ciudadanos está dispuesto a pactar su abstención y a negociar que Andalucía sea gobernable, pero solo después de que el PSOE andaluz firme su decálogo anticorrupción.

"Los andaluces premian la actitud responsable de Ciudadanos", ha reaccionado Rivera en Twitter al conocer los datos. "Diálogo sí, exigencia de cambio también", añade el presidente del partido, que sería el que más creciera si se repitieran las elecciones. El PP, por el contrario, sería el más perjudicado y perdería casi siete puntos.

Más información
Todo sobre Ciudadanos
Otras elecciones en Andalucía perjudicarían sobre todo al PP
Podemos y Ciudadanos examinan su implantación nacional
Ciudadanos atrae a sus mítines a la vieja guardia de UPyD

Todos los líderes de Ciudadanos repiten el mismo discurso. En sus frases juntan los términos "responsabilidad" y "sentido común". Desde que se abrieron las negociaciones, los portavoces del partido se han esforzado en subrayar que su voluntad de diálogo refleja su sentido de la responsabilidad, puesto que unas nuevas elecciones, vienen argumentando, solo pueden beneficiar a Ciudadanos, el partido que más crece en toda España, según todas las encuestas. El sondeo de Metroscopia no solo valida esa suposición, sino que también refleja que su tesis ha calado entre el electorado. Marín se enfrentó al peligro de que los votantes interpretaran su vocación negociadora como un guiño al PSOE que traicionara el voto del cambio. Las cifras de Metroscopia demostrarían que ha ocurrido todo lo contrario: el que más desgaste ha sufrido por la situación que vive Andalucía, donde Susana Díaz no consigue formar Gobierno desde el 22-M, es precisamente el partido que no ha negociado (PP).

"Según las encuestas, podríamos ser los más interesados en no mover ficha para obtener un mejor resultado en las próximas elecciones", ha dicho Marín esta mañana en un desayuno informativo. "No hemos hecho eso. Hemos aceptado sentarnos a dialogar y plantear nuestras condiciones", ha añadido. "Se equivoca Susana Díez si cree que Ciudadanos variará su posición por su amenaza de elecciones".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

"Los andaluces premian a los que somos exigentes y responsables frente a los que piensan más en su partido y en los votos", ha reflexionado Fernando de Páramo, secretario de comunicación de Ciudadanos, cuyos nueve diputados no serían suficientes para garantizar la investidura de la candidata socialista. Díaz necesita al menos 16 abstenciones, y por ello negocia también con Podemos, al que los electores apenas premiarían si se repitieran los comicios (+0,3%)

Sobre la firma

J. J. M.

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS