Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre planta a Botella, Aznar y Santamaría en el adiós de la alcaldesa

La regidora critica en la recepción de San Isidro a quienes utilicen el Ayuntamiento "para fines distintos", como "instrumento", "trampolín o estación de paso"

Aguirre, durante su visita a la Pradera de San Isidro.

A nueve días de las elecciones municipales, y atosigados por la publicación casi diaria de encuestas, los candidatos al Ayuntamiento de la capital han celebrado esta mañana la fiesta del patrón, primero en la pradera de San Isidro, como es tradicional, y a mediodía en el Palacio de Cibeles. Lo han hecho todos menos una, Esperanza Aguirre, la presidenta del Partido Popular y candidata municipal, que se ha ausentado de la recepción oficial. Este acto era la despedida de Ana Botella (PP) como alcaldesa; han acudido, entre otros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría; el exalcalde Alberto Ruiz-Gallardón; la candidata del PP a la Comunidad, Cristina Cifuentes; y el expresidente del Gobierno José María Aznar.

Botella ha leído un discurso de despedida cargado de mensajes velados, algunos dirigidos a la propia Aguirre, que ha criticado abiertamente durante la campaña sus políticas ("bolcheviques" y poco serias, ha dicho), y ha orillado a sus personas de confianza en las listas electorales.

"Nunca he aspirado a marcar un antes y un después. Al contrario, en mi vida política he procurado siempre tender puentes, unir personas y compartir proyectos. Evitar las rupturas, aunque sea en lo simbólico, es siempre lo prudente y es lo mejor para cualquier sociedad. Más aún en el caso de Madrid, que no puede reinventarse cada día y que mantiene un claro sentido de la realidad y sabe diferenciar entre lo ambicioso y lo irrealizable. Madrid premia a quien lo intenta, a quien tiene iniciativa y aborda nuevos proyectos; pero mira con escepticismo la falsa originalidad", ha dicho Botella. "El Ayuntamiento es antes que nada una institución que está para servir y para hacerlo de forma concreta y visible, que debe comportarse siempre como tal, evitando su utilización para fines distintos", ha añadido.

"Quería un Ayuntamiento abierto a los ciudadanos, aprovechando esta sede única, moderna y representativa adecuada a lo que Madrid es hoy, a lo que conviene a la proyección de la ciudad y a lo que los madrileños buscan en sus instituciones. Una sede que los madrileños han hecho suya, convirtiéndola en un centro de actividad cultural y social, ya ampliamente reconocido", ha explicado sobre el Palacio de Cibeles, criticado duramente por Aguirre, que quiere desplazarlo como sede municipal.

"Esta ha sido una legislatura municipal normal, esforzada pero sin cambios ni mudanzas gratuitas que pudieran desconcertar a los madrileños. El Ayuntamiento no ha sido instrumento de nada ni de nadie salvo de los intereses y de los vecinos de Madrid. Toda nuestra dedicación ha sido para nuestra ciudad y nada más que para nuestra ciudad. Desde mi investidura, el Ayuntamiento no ha sido estación de paso ni trampolín. Aquí hemos estado. Dando la cara ante la peor crisis que recordamos. Sin demagogia ni victimismo. Hemos permanecido hasta el final haciendo exactamente lo que dijimos que haríamos".

En presencia de su marido, José María Aznar, Botella ha añadido: "Quiero expresar mi agradecimiento hacia mi familia. Una familia que ha crecido y que se ha hecho más fuerte durante estos años. Y que me ha hecho crecer y ser mucho más fuerte. No puedo explicar, tanto como deseo y tanto como merece, hasta qué punto su presencia, su aliento y su ejemplo han sido importantes para mí durante este tiempo. Tomo prestadas las palabras del poeta Joan Margarit para decir que pese a todo y siempre, aun en los peores momentos, mi familia ha sabido hacerme misteriosamente feliz".

Y ha terminado con otra puya velada: "Hace casi cuatro años manifesté algunos agradecimientos y solicité algunas ayudas. Hoy puedo decir que mi capítulo de agradecimientos se ha ampliado mucho y que he tenido la fortuna de contar con todas las ayudas que solicité. Y si en alguna ocasión no ha sido así, les aseguro que ni lo recuerdo ni lo recordaré".

La gran ausente del acto, Esperanza Aguirre, ha decidido acudir a la misma hora de la recepción a la pradera de San Isidro. "Cada una tiene sus preferencias", ha señalado Manuela Carmena, candidata de Ahora Madrid. "Es importante apoyar a las instituciones", ha añadido la jueza, que ha deslizado sobre Aguirre: "A veces parece que quiere desligarse del PP, lo cual es imposible". El candidato socialista, Antonio Miguel Carmona, ha criticado también que haya "personas que le den la espalda a las instituciones, que son antiinstituciones". "Es mi Ayuntamiento y hay que defenderlo", ha añadido: "Somos gente seria".

"La señora Aguirre tendrá que reflexionar, es un día muy importante para la ciudad y es bueno que todos apoyemos estas medallas", ha señalado el candidato de UPyD, David Ortega, en referencia a los premios entregados durante la gala a la Real Academia Española, a coleccionistas de arte, a la gastronomía local y al doctor Pedro Guillén. La candidata de Ciudadanos, Begoña Villacis, ha señalado por su parte que, "cuando se madruga y uno se organiza bien, da tiempo a todo", resaltando que ella ha estado en la pradera por la mañana y en Cibeles a mediodía. La cabeza de lista de IU, Raquel López, ha llevado tarde a la recepción porque tenía una entrevista en televisión.

Sobre las encuestas, Antonio Miguel Carmona ha insistido en que el PSOE será primera fuerza política en las elecciones del 24 de mayo. Begoña Villacis se ha dicho "satisfecha"... "pero espero que sigamos subiendo". "No tenemos techo", ha apostillado el candidato regional de Ciudadanos, Ignacio Aguado. Manuela Carmena ha indicado: "No soy muy de encuestas porque no sé valorarlas, pero noto en la calle, entre las personas que me encuentro, el gran deseo de cambio y la esperanza de que yo lo represente". David Ortega ha apostillado: "Me gusta el pensamiento político anglosajón, y espero que las encuestas patinen, la España de la calle apoya los políticos honrados".

La encuesta de Metroscopia que EL PAÍS publicó el 2 de mayo otorga 22 concejales a Aguirre (la mayoría absoluta son 29; ahora tiene 31); 15 concejales a Carmena (Ahora Madrid no tiene en la actualidad representación, como tampoco Ciudadanos); 10 a Carmona y otros 10 a Villacís. IU y UPyD se quedarían fuera. El diario 'El Mundo' publica hoy una encuesta que da 22-24 concejales a Aguirre, 12-13 a Carmena, 12-13 a Carmona (aunque con un punto menos de intención de voto), y nueve a Ciudadanos. Telecinco, por su parte, ha difundido un sondeo en el que Aguirre suma 23-25 ediles, Carmona 12-13, Carmena 10-11 y Villacís 10.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información