Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La dirección de IU desautoriza la candidatura municipal en Madrid

La formación ahonda en la crisis con la federación autonómica a dos meses de las elecciones

Alberto Garzón, durante la reunión de la Presidencia federal de IU.
Alberto Garzón, durante la reunión de la Presidencia federal de IU. EFE

La dirección federal de IU reabrió ayer la crisis con su federación madrileña —un conflicto en el que el candidato presidencial, Alberto Garzón, siempre ha estado en la primera línea— al desautorizar públicamente la candidatura que IU-CM había aprobado la semana pasada para el Ayuntamiento de Madrid, y que coloca a Raquel López como cabeza de la lista para sustituir a Mauricio Valiente. Este, ganador inicialmente de las primarias de IU a la capital, dejó el partido hace días para sumarse a la lista de “unidad popular” Ahora Madrid, en la que participan Podemos, Equo y la plataforma Ganemos.

La decisión de la presidencia federal fue tomada en la misma reunión en la que el coordinador, Cayo Lara, pidió a los suyos “marcar la diferencia” ante la formación de Pablo Iglesias y llamó a la unidad con vistas a las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo. Esa unidad es la que se ha roto en Madrid por la profunda crisis que divide a la dirección regional y la cúpula federal, cuando faltan dos meses para los comicios municipales. “Se nos acabó el tiempo”, apunta Ramón Luque, secretario de Acción Electoral, quien cree que en las municipales en Madrid se juega el futuro de la formación y su modelo de convergencia.

Cuatro meses de litigios

  • Las bases de Izquierda Unida eligen en primarias a Mauricio Valiente (1.875 votos) como candidato a la alcaldía de Madrid el 30 de noviembre, frente a la concejal Raquel López (1.054 votos) y la diputada regional Lali Vaquero (246 votos).
  • Valiente, que prometió integrarse en Ahora Madrid —el partido formado por Podemos y Ganemos—, presentó el 18 de marzo su candidatura a las primarias.
  • La dirección regional de IU considera que concurrir a las primarias de Ahora Madrid le inhabilita como candidato y, por tanto, busca a otra persona para liderar su lista.
  • Ahora Madrid dará a conocer hoy al ganador de las primarias entre tres listas: la que lidera la exjuez Manuela Carmena, una candidatura crítica con la dirección de Podemos, y el grupo de Mauricio Valiente.
  • El pasado jueves, el consejo de Izquierda Unida de la capital madrileña escoge como candidata al Ayuntamiento de la ciudad a la concejal Raquel López, portavoz de Medio Ambiente.
  • El 96% del Consejo Político Regional de Izquierda Unida Madrid ratifica el sábado con el 96% de los votos que López encabece su lista a la alcaldía.
  •  La dirección nacional desautorizó ayer que López sea la candidata al Ayuntamiento.

La presidencia federal aprobó por sorpresa una resolución —con 21 votos a favor, 17 en contra y 4 abstenciones— que afirma que la candidatura encabezada por Raquel López “no cuenta con el respaldo” de la dirección nacional de IU, y emplaza a IU-CM (la federación madrileña) a buscar un acuerdo en una mesa de diálogo. El contexto de esta votación, en la que no participó Lara, es el de un profundo enfrentamiento entre ambas direcciones, que se precipitó tras la negativa de la cúpula madrileña de forzar la dimisión de sus portavoces en el Ayuntamiento y en la Asamblea de Madrid, Ángel Pérez y Gregorio Gordo. “Las continuas llamadas al entendimiento, así como el ofrecimiento de mediación por parte de la dirección federal, no han surtido efecto. Han sido continuos los desencuentros, y la imagen ciudadana de IU se está deteriorando”, señala el texto aprobado durante una reunión que volvió a reabrir todas las tensiones internas. Lara evitó salir de la sala, pero se levantó de su asiento para desvincularse abiertamente de la resolución, que se remonta al abandono de Tania Sánchez, ganadora de las primarias autonómicas, y achaca su decisión a su relación con la cúpula regional. “La realidad objetiva es que el conflicto ha provocado que quienes resultaron ganadores de los procesos de primarias y, por consiguiente, fueron quienes recibieron el apoyo de los y las militantes y de los y las simpatizantes, más allá de que haya sido por decisión propia, están fuera de la organización y no son quienes van a encabezar las listas electorales”, afirma el documento.

En cualquier caso, nadie está dispuesto a ceder. Ni la dirección nacional, que mantiene que no se trata de un problema de nombres sino de proyecto político, ni la federación madrileña, que ayer replicó avisando de que la resolución aprobada “carece de legitimidad democrática”. La candidatura de Raquel López, llamada Compromiso Colectivo, anunció que acudirá a los tribunales “para defender la lista de IU al Ayuntamiento”.

Este nuevo capítulo de la crisis alcanzó también las relaciones entre la dirección federal y el partido de Gaspar Llamazares, Izquierda Abierta, que apadrinó al candidato autonómico en Madrid, el poeta Luis García Montero. Este sector calificó de “intento de golpe de Estado” la resolución de la presidencia y anunció en un comunicado que estudia abandonar los órganos electorales de IU.

La única resolución posible de la crisis, enconada desde el pasado otoño, cuando estalló el escándalo de las tarjetas opacas de Caja Madrid, pasa por un acuerdo que la cúpula nacional asegura que se alcanzará, aunque reconoce que IU-CM tiene, al igual que la presidencia, “todo el derecho de llevar su confrontación hasta las últimas consecuencias”. Mientras tanto, se agota el tiempo.

La regional: “La decisión es ilegítima”

La Coordinación General Colegiada de IU-CM tardó ayer apenas unas horas en contestar a la presidencia federal tras su decisión de desautorizar a Raquel López, su candidata a la alcaldía de Madrid. En su opinión, esta decisión “carece de algún fundamento político y estatutario”.

La dirección regional considera en un comunicado que ha cumplido “todos los requisitos y recomendaciones formuladas por IU-Federal”, porque recuerda que ha “elegido candidaturas de forma democrática conforme a los estatutos, por tanto, por respeto a la afiliación de IU en la ciudad de Madrid”.

En su escrito, la Regional señala que “una propuesta de resolución de ese calado no puede ser adoptada por 21 votos a favor, 17 en contra, y 4 abstenciones; por tanto, carece de legitimidad democrática”. Sobre el papel asegura que está “abierta a compartir toda la información y documentación que precise la dirección nacional”, pero en la práctica no tiene intención de negociar. E insiste en que a partir de esta semana empieza su campaña en Madrid.

Los comicios se celebrarán el 24 de mayo, y el plazo de presentación de candidaturas fijado por el Boletín Oficial de Estado se cierra entre el 15 y el 20 de abril.

Raquel López, que ha luchado toda la legislatura contra las privatizaciones de los servicios municipales, declina hablar.

 

Más información