Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE centra su programa en medidas sociales y anticorrupción

El comité federal aprobará una oferta municipal para toda España

Pedro Sánchez, este jueves. Ampliar foto
Pedro Sánchez, este jueves.

La dureza de la crisis económica y su traducción en recortes sociales —además del desapego de los ciudadanos hacia la política por los casos de corrupción— inspira la oferta electoral de los socialistas para las elecciones municipales del próximo mes de mayo. Y así se aprecia en el programa electoral marco de 70 páginas que el Comité Federal del PSOE debatirá y aprobará el próximo sábado.

Aunque las propuestas más destacadas son 75, el programa, coordinado por la responsable de Política Municipal, Adriana Lastra, enumera 356 medidas que deben servir para todos los Ayuntamientos, al margen de las que se añadan específicamente para cada localidad. Con Lastra ha trabajado de vicecoordinador el candidato a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, del PSC.

Democracia, transparencia y buen gobierno local; políticas integrales de bienestar para la ciudadanía, y una apuesta municipal para el mundo rural son los epígrafes de los que cuelgan las decenas de propuestas que, por primera vez, se parecerán, en pequeña escala, a las que se incluyan en el programa para las elecciones generales. Después de las elecciones andaluzas, los comicios del 24 de mayo son la gran prueba que tiene que pasar el PSOE, en pugna con varios partidos por el mismo electorado.

De entrada, los vecinos conocerán quienes son sus representantes a través del Portal de Transparencia, que incluirá el currículo de los concejales, sus retribuciones y sus bienes. Una persona, un cargo, una retribución, es el compromiso de los socialistas. Las incompatibilidades de los concejales y alcaldes del PSOE serán absolutas para que “no haya aprovechamiento privado frente al interés público, ni cuando se desempeña el cargo ni cuando se termina la responsabilidad municipal”.

Los regidores socialistas rendirán cuentas en una asamblea ciudadana al final de cada año, con la explicación de la gestión realizada y de las causas de los incumplimientos. El PSOE se compromete a asegurar que todos los ciudadanos, “independientemente del lugar donde vivan”, tengan acceso a unos servicios sanitarios, educativos, sociales y culturales mínimos de calidad, “que permitan una vida digna en cualquier parte del país”. En línea con su código ético y de acuerdo con la nueva denominación de los imputados, se establece el compromiso de no incluir en las listas electorales “a acusados y procesados en procedimientos judiciales”.

Los "acusados y procesados" no serán incluidos en las listas

La limitación de competencias de los Ayuntamientos se traduce en la reiteración de las palabras habilitar, facilitar e impulsar, a sabiendas de que la creación de puestos de trabajo no públicos excede de sus capacidades. Sí pueden “reconstruir” el tejido empresarial con el objetivo de “crear empleo y ayudar a los desempleados” o “crear espacios que faciliten el emprendimiento”. La rehabilitación de las viviendas sí es material municipal, así como la “recuperación integral de los barrios” y la regeneración del tejido urbano. Los socialistas proponen medidas de gestión del parque inmobiliario de manera concertada con las comunidades autónomas y el Estado.

Una estrategia de reutilización y reciclaje de los residuos, sistemas de medición y diagnóstico de la calidad del aire; plan para el patrimonio histórico; bono cultural para los colectivos con menor poder adquisitivo, componen otro bloque de propuestas. La lucha contra la marginación, con el cuidado de los barrios y entornos deprimidos, y el aprovechamiento de las instalaciones escolares para el deporte y las actividades culturales fuera del horario escolar, son medidas relacionadas con la cultura, la educación y el ocio.

Las ayudas para los comedores escolares durante el año completo para que incluya el verano será un compromiso de todos los alcaldes socialistas. Para que nadie se llame a engaño se hace una aclaración: “Respetaremos y defenderemos al máximo el principio de laicidad y de neutralidad confesional en el ámbito público e institucional, sin perjuicio de la participación de nuestros alcaldes y concejales en fiestas y tradiciones de arraigo popular o valor cultural”.

Más información