El PP rebautiza un parque con el nombre de un alcalde franquista

Alcázar de San Juan, en Ciudad Real, homenajeará al último regidor de la dictadura

Un monolito en el parque Pablo Picasso en Alcázar de San Juan.
Un monolito en el parque Pablo Picasso en Alcázar de San Juan.

De Pablo Picasso a Eugenio Molina Muñoz. El nombre del pintor malagueño desaparecerá de un parque de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) y dejará paso al del último regidor de la dictadura franquista, que permaneció en el cargo desde principios de los sesenta y hasta las primeras elecciones municipales de 1979. El Ayuntamiento, gobernado por una coalición del PP y el partido local UCIN, ha decidido bautizar con este último nombre a una pequeña zona verde del municipio y rendir así homenaje a quien "nos promocionó como corazón de La Mancha", según sentencia el actual primer edil de la localidad, Diego Ortega (PP).

Más información
Boadilla se escuda en un sondeo para dejar nombres franquistas en sus calles
Alicante solo ha retirado el nombre de una calle franquista en tres años
Las utopías de Franco resisten
Ciudadanos anónimos retiran placas franquistas en pueblos
La Ley de Memoria Histórica, a las bravas

La ceremonia está programada para las doce del mediodía del próximo domingo. Aunque, de momento, ya se ha encontrado con el rechazo de la oposición. El PSOE, que ganó las elecciones pero perdió el bastón de mando tras el pacto de coalición, se opone a la medida. Eso sí, admite que no puede frenarla desde el Ayuntamiento. "¿Por qué quieren abrir heridas ya cerradas? ¿Por qué pretenden reemplazar ahora el nombre de un artista reconocido internacionalmente por el de un franquista?", se pregunta Rosa Melchor, portavoz de los socialistas en este municipio de 32.000 habitantes

En el Ayuntamiento le responden. "Eugenio Molina fue el regidor que puso en marcha todos los servicios del municipio, el hospital comarcal, el polígono industrial...", afirma Ortega, que insiste en que el parque no se denomina Pablo Picasso. "Ni está así en los registros municipales, ni los ciudadanos lo conocen así". Pese a ello, la portavoz del PSOE asegura que lleva casi 15 años con esa denominación. "¿Qué van a hacer con el monolito que hay allí y que pone Picasso?", remacha.

La invitación al acto del domingo.
La invitación al acto del domingo.

El homenaje al exalcalde de Alcázar, fallecido en 2013, ha enfrentado de nuevo a socialistas y populares sobre cómo abordar la memoria histórica. "Nuestros padres y abuelos pertenecen a otra época y no por eso vamos a renegar de ellos", destaca el actual regidor, que insiste en la "importancia" de la labor que Eugenio Molina desempeñó en favor del municipio ciudadrealeño, "independientemente de la etapa a la que perteneció". "Era un hombre de consenso y diálogo", afirma.

La decisión de rebautizar el parque se tomó en el seno de la Junta de Gobierno, en la que los socialistas (con 10 de los 21 concejales) no tienen representación. "Hace dos o tres meses, el alcalde me propuso rendirle un homenaje a Molina. Quería nombrarlo hijo predilecto de Alcázar, pero le dije que no, que no contara con el PSOE. Después recibí la invitación a la ceremonia", continúa Melchor, que afirma que el PSOE estudia ahora presentar una denuncia por incumplir la Ley de Memoria Histórica. El artículo 15 de esta norma señala que las administraciones públicas retirarán escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas vinculadas al franquismo.

El uso de nombres de figuras relacionadas con la dictadura no es una práctica nueva en el PP. Hace poco más de tres meses, el partido bautizó una glorieta del barrio madrileño de Aravaca con el nombre de Cirilo Martín Martín, el primer alcalde franquista del pueblo que después se anexionó a la capital. La decisión fue tomada en una Junta de Distrito, en manos del PP.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS