Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los partidos evitan concretar las posibilidades de pactos poselectorales

La encuesta de Metroscopia arroja un escenario que aboca a acuerdos de gobierno

Cola en un colegio electoral de Barcelona, en las elecciones europeas. Ampliar foto
Cola en un colegio electoral de Barcelona, en las elecciones europeas.

Los pactos determinarán el futuro mapa político español, pero los principales partidos esconden de momento sus cartas y evitan concretar sus hipótesis sobre acuerdos de gobierno tras las próximas elecciones generales. El barómetro de Metroscopia para EL PAÍS publicado este domingo arroja un escenario que aboca a las principales fuerzas a dialogar y pactar. Podemos (22,5 %), PSOE (20,2 %), PP (18,6 %) y Ciudadanos (18,4 %) logran casi el 80 % de los votos con un reparto de los apoyos que se acerca a un empate técnico.

En este contexto, los principales dirigentes de estas fuerzas saben que la composición del futuro Parlamento reflejará una fragmentación sin precedentes en la democracia y se muestran conscientes de que la disposición a alcanzar acuerdos resultará clave para la gobernabilidad. No obstante, las distintas citas electorales del año, que comienzan el próximo día 22 con las andaluzas y culminará con las generales, llevan a todos los responsables de estrategia a actuar con cautela y medir sus declaraciones.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ya ha tendido la mano al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para sellar pactos en asuntos de Estado, como el reciente acuerdo contra el yihadismo. “El PSOE está en mejores condiciones que cualquier otro partido para hablar de pactos. Y a gran distancia del PP, que ha demostrado en estos años de Gobierno que no es capaz de establecer acuerdos”, defendió la semana pasada el líder socialista. La postura de la dirección se mantiene ahora firme.

El criterio para establecer entendimientos se centrará en las propuestas concretas y, sobre este respecto, Sánchez hablará después de las elecciones generales tanto con Podemos como con Ciudadanos. El partido de Pablo Iglesias, que vuelve a ocupar la primera posición por tercera vez consecutiva, según Metroscopia, defiende un criterio parecido, puesto que asegura que no le pedirá a nadie el carné para llegar a pactos de gobierno sobre cuestiones concretas. Por su parte, Susana Díaz, presidenta de la Junta y cargo socialista con mayor poder institucional, afirmó este domingo que no contempla acuerdos en Andalucía. “Vamos a ganar con una mayoría amplia. Cuando me dicen que no tengo la mayoría que hace falta, les digo: dense una vuelta por la calle. ¿Cómo voy a pactar yo con Podemos, que no sabe qué va a hacer, o con el PP, que pactó con IU para arrebatarnos los Ayuntamientos en la sierra sur?”, se preguntó en un acto en Osuna (Sevilla). En cualquier caso, estas palabras deben enmarcarse en un contexto preelectoral y aplicarse a la realidad andaluza.

Un empate

  • La encuesta de Metroscopia para EL PAÍS recoge un ganador de las elecciones generales si estas se celebraran hoy: Podemos, con un 22,5% de los votos. Después iría el PSOE con un 20,02%, el PP con el 18,6% y Ciudadanos con un 18,4%. Estadísticamente, esto supone un empate.
  • Los ciudadanos prefieren que gobierne el partido más votado y que se apoye de forma puntual en otros. Al 51% de los votantes socialistas no les importa gobernar con Podemos y a estos tampoco con el PSOE, en un 63%.
  • A un 73% de los votantes del PP no les importa formar una coalición con el PSOE, pero los socialistas no están tan de acuerdo en eso: solo lo apoyaría el 41%.
  • El 72% de los consultados desaprueba la gestión que ha desarrollado los tres últimos años el Gobierno del PP. Y un 82% la de la oposición socialista.
  • El 56% cree que quienes ahora dicen que votarán a los nuevos partidos no lo harán llegadas las elecciones.

El secretario general de Podemos ha asegurado en más de una ocasión que los pactos con el PSOE, partido al que aspira a arrebatar su espacio político, solo estarán contemplados si esta última formación da un giro de 180 grados. Todos recuerdan las palabras de Iglesias en referencia al jefe del Ejecutivo y al presidente de la Generalitat. “A mí no me veréis darme un abrazo ni con Rajoy ni con Mas”, enfatizó en un mitin en Barcelona.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, afirmó el sábado en Málaga: “Viene un mapa político en el que claro que habrá que llegar a acuerdos. Cómo no vamos a llegar a acuerdos si el partido que más votos tiene llega al 21 % y nosotros al 18,5 %. Habrá que llegar a acuerdos, pero solo para un cambio político, económico y social. [Los ciudadanos] no nos van a permitir que sea para que todo siga igual. No hemos venido a que nos den un carguito ni a calentar banquillo; hemos venido a cambiar las cosas”.

En cualquier caso, fuentes del partido naranja señalan que se sentiría más cómodo pactando a un lado y al otro del centro político, con PP y PSOE, siempre que cumplan con las líneas rojas de regenerarse formando, por ejemplo, listas y Gobiernos sin imputados. “El ciudadano ha creado unas líneas rojas y no se le puede volver a engañar”. Todo se resume en una frase de Rivera, que repiten otros cargos de su partido: “Venimos a pactar, no a pastelear”.

Más información