Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un osezno a la puerta de casa

Un vecino de la localidad leonesa de Prioro encuentra una cría de este animal durante el temporal que azotó la provincia

El osezno que Óscar Montero encontró en las escaleras de su casa durante el temporal que azotó la provincia. Ampliar foto
El osezno que Óscar Montero encontró en las escaleras de su casa durante el temporal que azotó la provincia. EFE

Óscar Montero es un vecino de Prioro (León), de algo más de 400 habitantes, que el pasado sábado se llevó una de las mayores sorpresas de su vida cuando, desde la ventana de su casa, vio como un osezno subía por las escaleras que conducen a la puerta principal de la vivienda.

"Al principio no supe muy bien de qué tipo de animal se trataba, pensé que era un perro grande, pero al fijarme me di cuenta de que era un esbardo, que subía tranquilamente por las escaleras", ha declarado este joven palentino de 26 años que decidió hace dos irse a residir a la montaña leonesa, a 58 kilómetros de la capital, para "cambiar de aires" y "echar una mano a unos amigos".

"Mi primer impulso fue salir y tocarlo, pero luego no lo hice porque me advirtieron de que, al tratarse de una cría, la madre podría estar cerca y era peligroso", ha añadido Montero, que explica que vio al animal poco después de las dos de la tarde.

El joven tuvo tiempo para hacer una foto al osezno, en la que el animal aparece prácticamente enterrado hasta el cuello en la nieve, y de llamar a un vecino del pueblo para comentarle lo que estaba viviendo.

"Cuando iba a hacer un vídeo con el teléfono y abrí la puerta de la vivienda, el animal se dio la vuelta y rápidamente se escabulló por detrás de la casa", comenta Óscar Montero, que considera que el animal pudo desorientarse a causa de la gran nevada caída y que incluso se internó en el pueblo buscando alimento.

"En cualquier caso la aparición del oso me alegró el día, ya que llevábamos varios días incomunicados por la nieve y habíamos estado dos días y medio sin electricidad", agrega.

El joven comenta que en los dos años que lleva residiendo en Prioro la nevada de los últimos días es la más grande que ha visto, y añade que muchos vecinos afirman que en los últimos 20 años no había caído tanta nieve en el pueblo.

Prioro, que dista unos 60 km de la capital de la provincia, apenas supera los cuatrocientos habitantes y está a 1.120 metros de altitud, aunque el punto más alto del concejo llega hasta los 1.720 metros.

A raíz de la aparición de este osezno en el pueblo, algunos de los vecinos de más edad han rememorado que hace "muchos años" un "oso grande" se trató de introducir en la vivienda de una mujer que se encontraba bastante aislada y que se llevó "un susto importante".

Óscar Montero se considera "sobrepasado" por el "éxito" que su foto ha tenido en las redes sociales y explica que ha recibido centenares de comentarios sobre la misma. "Hoy han sido los medios de comunicación los que me están llamando para hacerme entrevistas y pedirme permiso para reproducir la foto, que la cedo encantado", ha concluido.

Más información