_
_
_
_

Los sectores de Iglesias y Echenique vuelven a enfrentarse en Aragón

El líder de Podemos hace campaña por una lista de su sector frente a la del eurodiputado

F. MANETTO

Pablo Iglesias y Pablo Echenique han vuelto a reproducir en Aragón el choque entre las dos filosofías de Podemos. El líder del partido ha apoyado públicamente la candidatura del cartel Claro que Podemos en contra de la lista del eurodiputado. "Todo mi apoyo a Violeta Barba como candidata a secretaria general de Podemos Aragón y a su formidable equipo", escribió Iglesias en su cuenta de Twitter. Esta abogada competirá con la opción que encabeza Echenique, quien, recurriendo al mismo canal, contestó a su secretario general. "Para el cambio en España, nadie como Pablo Iglesias y su equipazo", escribió. "Para el cambio en Aragón, Es la hora de Aragón. Equipo ganador". 

La candidatura del científico superó en unas 48 horas las 1.000 firmas de adhesión al proyecto. El principal objetivo de su proyecto es “echar a la Rudi y a sus cómplices del PAR de las instituciones y poner en su lugar a la gente capaz y decente de esta tierra”. El plan de Violeta Barba, que cuenta en su lista con el profesor de Análisis Económico Pedro Arrojo o el docente de Derecho Constitucional Francisco Palacios, tiene la misma meta de fondo, pero las dos opciones tienen estrategias y planteamientos distintos. Echenique, por ejemplo, quiere un Podemos con "más pluralismo". 

Las dos almas de Podemos solo llegaron a un acuerdo en Andalucía, donde la formación se ha visto obligada a acelerar el proceso de primarias para elegir al candidato electoral tras el anuncio de adelanto electoral de la presidenta de la Junta, Susana Díaz. Allí, el núcleo de Iglesias y el llamado sector crítico, encabezado por la eurodiputada gaditana Teresa Rodríguez, pactaron una candidatura conjunta para tratar de hacer frente al Gobierno socialista.

En Madrid, en cambio, esas dos almas, esas dos formas de entender el partido, están representadas por las listas de Luis Alegre y Miguel Urbán. Este rechazó la semana pasada hablar de dos corrientes y pidió a todos “cooperar” con un objetivo común: destronar al Gobierno madrileño del PP de Ignacio González. Reivindicó, no obstante, una actitud que la dirección nacional de la formación y el propio Iglesias parecen haber superado: “Me reclamo del Podemos de la protesta”, dijo. Aunque añadió: “Y del Podemos que está capacitado para ganar. No olvidemos que la protesta logró detener la privatización del agua en nuestra comunidad, paralizar la privatización de la sanidad y otras muchas cosas”. 

Carolina Bescansa sí diferenció, en cambio, entre esas dos supuestas almas de Podemos.  La secretaria de Análisis Político y Social habló en rueda de prensa de “un Podemos para ganar y un Podemos para protestar”. Lo hizo al defender el modelo de los promotores de la formación, que pretenden ensayar en la Comunidad de Madrid la estrategia previa a las elecciones generales del próximo otoño y no escatimarán esfuerzos para hacerse con el control del partido en la región. Urbán afeó entonces a Bescansa que aprovechara una comparecencia para defender el proyecto del secretario general frente a otras opciones, pero ayer evitó enfrentarse abiertamente a los de Iglesias y llamó a la colaboración.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

F. MANETTO
Es editor de EL PAÍS América. Empezó a trabajar en EL PAÍS en 2006 tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_