Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez reitera que España vive "una realidad distinta" a la de Grecia

IU pide elecciones a Rajoy y Podemos incide en el fracaso de la campaña del miedo

Pedro Sánchez, a su llegada a un acto este lunes en Madrid.
Pedro Sánchez, a su llegada a un acto este lunes en Madrid. EFE

España no es Grecia, pero las formaciones políticas españolas han seguido de cerca la victoria en las elecciones de la coalición de izquierda radical (Syriza) y las comparaciones, ante la inmediatez y las múltiples citas electorales de los próximos meses, se han hecho inevitables. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha sostenido este lunes "alto y claro" que "España no es Grecia" y que "son unos irresponsables los que tratan de asemejar la situación española con la griega".

Sánchez, que se ha referido a los resultados de las elecciones en Grecia en un discurso en el foro ABC-Deloitte, ha defendido que España y Grecia viven "realidades bien distintas" y ha argumentado que es una "irresponsabilidad" obviar eso, porque España "tiene otras alternativas económicas y políticas que ofrecer a los españoles". Ha afirmado que, a su juicio, "si algo representa el resultado griego, es que debemos alterar el giro de la política económica europea".

Por su parte, el portavoz del PP en el Parlamento Europeo y vicesecretario de Estudios y Programas, Esteban González Pons, ha asegurado que el resultado electoral de Grecia es la prueba de que cuando "fracasa" el centro político, como a su juicio ha ocurrido en aquel país, avanza la extrema izquierda y la extrema derecha, y ha dirigido esta advertencia al PSOE.

El dirigente popular ha asegurado también que la victoria de Syriza ha sido celebrada por el dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi y que cuando esto es así, "para la democracia tiene que ser como mínimo preocupante". "Si Otegi está feliz, no podemos estarlo los españoles", ha reiterado.

Además, Antonio López-Istúriz, secretario general del Partido Popular Europeo, ha calificado de populista al partido vencedor y se ha mostrado convencido de que su líder Alexis Tsipras "va a renunciar a gran parte de su programa", según ha contado a RNE en las primeras horas de este lunes. El rosario de declaraciones se ha sucedido con otros partidos, como IU o Podemos, que han celebrado la victoria como el inicio de un cambio en la forma de gobernar Europa y el fracaso de la campaña del miedo y del chantaje a salir de la Unión Europea.

El secretario general del Partido Popular Europeo ha avisado de que el triunfo de Syriza no tiene nada que ver con la austeridad y que ahora habrá que esperar a ver cómo gobiernan. Syriza ha elegido como socio de gobierno al partido de la derecha nacionalista Griegos Independientes (ANEL) que, paradójicamente, es la fuerza que más se acerca a sus tesis en lo tocante a la deuda o al diálogo con la troika.

El portavoz de IU en el Congreso, José Luis Centella, ha insistido en que esta victoria es el punto de partida del cambio en Europa y ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que le dé la palabra al pueblo español para que puedan votar "el fin de las políticas de recortes y sufrimiento". 

Para Íñigo Errejón, responsable de la Secretaría Política de Podemos, la victoria de Tsipras demuestra el fracaso de la campaña del miedo y del chantaje a salir de la UE. En su opinión, estos resultados dejan claro que las políticas de ajuste han sido ineficaces, "empobreciendo al grueso de la población", y no están sirviendo para solucionar los problemas, ya que la "deuda no ha parado de crecer", y los griegos se han atrevido a probar "cosas distintas cuando las de siempre no estaban funcionando".

Como casi todos los portavoces de partidos políticos, Errejón ha insistido en que "la situación entre España y Grecia es diferente", especificando que el nivel de destrucción de la economía, el drama social y el empobrecimiento de la mayoría no es "tan pronunciado" como en el heleno.

Más información