De secundarios a debutantes

Don Felipe recupera todo el ceremonial de la Pascua con la única compañía de doña Letizia

Felipe VI, quien preside por vez primera, acompañado de doña Letizia, la celebración de la Pascua Militar.
Felipe VI, quien preside por vez primera, acompañado de doña Letizia, la celebración de la Pascua Militar.JaunJo Martin (EFE)

Felipe VI debutó este martes como actor principal en la Pascua Militar, una celebración que data del siglo XVIII, después de que el 6 de enero de 1782 Carlos III felicitara a las tropas españolas que recuperaron Mahón, en poder de los ingleses. Seis meses después de que se produjera el relevo en la Corona, el nuevo Rey regresaba al escenario en que su padre hace ahora un año comenzó a pensar que había llegado el momento de dar paso a la siguiente generación. Don Felipe y doña Letizia presidieron el acto en el Salón del Trono del Palacio Real, una ceremonia que ha recuperado las tradiciones del pasado suprimidas en parte en las últimas por los problemas de salud de don Juan Carlos. Para su progenitor tuvo palabras de recuerdo: "A él dedico en este día el homenaje de gratitud y respeto que merece de todos nosotros".

En la cita, don Felipe pronunció su primer discurso del año seguido por su esposa con gran atención. El Monarca vistió el uniforme de capitán general de los Ejércitos, con las condecoraciones correspondientes. Doña Letizia, atendiendo al protocolo que marca el acto, lució un traje largo azul cobalto con bordados en el mismo tono en las mangas y en los laterales de la falda. Sorprendió que pese a las bajas temperaturas de Madrid, la reina no llevara ninguna prenda de abrigo. En anteriores citas a las que asistió como Princesa de Asturias, doña Letizia había apostado por modelos de dos piezas todos ellos diseñados por su modista de cabecera Felipe Varela.

Más información
El Rey ve con optimismo el futuro de la “Gran Nación” española

Para la ceremonia de este año se retomó la revista a la tropa por parte del jefe del Estado en la Plaza de la Armería, donde se interpretó el himno nacional y sonaron los 21 cañonazos que mandan las ordenanzas, así como un saludo de los Reyes, en la saleta Gasparini, a los dos centenares de invitados al Palacio de Oriente.

Los Reyes presidieron en solitario la ceremonia pese a que sus padres se encuentran ya en Madrid. Don Juan Carlos, que el lunes cumplió 77 años, ha vuelto tras su viaje a Estados Unidos donde fue fotografiado en un restaurante Beverly Hills con un grupo de amigos con los que pasó el fin de año. Doña Sofía está también en Madrid. El domingo presidió un concierto solidario que la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura —formada por una veintena de niños paraguayos— ofreció en el Auditorio Nacional de Música de Madrid.

Tras el acto en el Salón del Trono, lo Reyes han departido con los invitados. Por la tarde don Felipe y doña Letizia celebrarán la llegada de los Reyes Magos con sus hijas en casa del padre de la reina, Jesús Ortiz, un cita ya tradicional para la familia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

 

Sobre la firma

Mábel Galaz

Fue la primera mujer en pertenecer a la sección de Deportes de EL PAÍS. Luego hizo información de Madrid y Cultura. Impulsó la creación de las páginas de Gente y Estilo. Ha colaborado con varias cadenas de televisión y con la Cadena Ser. Ahora escribe en El País Semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS