Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ley más veces paralizada de la legislatura

El anteproyecto del aborto fue aprobado al sexto intento; el proyecto definitivo sigue aparcado

Mariano Rajoy y Alberto Ruiz-Gallardón, ayer jueves en La Moncloa.
Mariano Rajoy y Alberto Ruiz-Gallardón, ayer jueves en La Moncloa.

La ley del aborto es la norma que más retrasos ha acumulado de todo el paquete de reformas anunciado por el Gobierno al principio de la legislatura. Muchas otras leyes o compromisos electorales del PP no se han puesto en marcha, pero ninguna ley ha sido tantas veces anunciada y después paralizada como la del aborto.

El anteproyecto de ley del aborto fue aprobado por el Consejo de Ministros el 20 de diciembre de 2013, al sexto intento: después de que, a lo largo de dos años, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, anunciara cinco fechas distintas que siempre se rectificaban en el último momento. Finalmente, en diciembre fue aprobado el texto: la ley del aborto más restrictiva de la democracia. Eliminaba el sistema de plazos (el derecho de la mujer a interrumpir libremente su embarazo, sin alegar motivo, durante las primeras 14 semanas) y retornaba al sistema de supuestos vigente hasta 2010, pero endureciéndolo.

El anteproyecto entró entonces en la fase de informes: durante cinco meses, justo hasta que pasaron las elecciones europeas de mayo, estuvo paralizado porque los organismos que debían informar sobre él (principalmente, el Poder Judicial y el Consejo Fiscal) no entregaban los informes, según dijo Justicia. A finales de junio y ya con todos los informes, el proyecto definitivo estaba listo, pero no se aprobó.

El 9 de julio, Gallardón afirmó que su intención era que la ley fuese aprobada por el Gobierno (ya en segunda vuelta) y enviada al Parlamento ese mismo mes. El 21 de julio, ante la evidencia de que no saldría ese mes, el ministro puso otra fecha: “Antes de que termine en verano”. Y añadió: “El verano termina en septiembre”. Termina exactamente el 23 de septiembre, según el calendario 2014 del Observatorio Astronómico Nacional. Y en el último Consejo de Ministros previo a esa fecha, el de hoy, la ley tampoco ha sido aprobada.

Responsabilidad compartida

La potestad de poner fecha para la aprobación nunca ha sido del Ministerio de Justicia, porque es el presidente del Gobierno quien decide qué leyes van a Consejo de Ministros y en qué momento, pero el hecho de que Gallardón fuera dando fechas indica aparentemente que el proyecto de ley ya estaba listo, solo pendiente de su aprobación en Consejo de Ministros. También es el presidente del Gobierno el responsable —junto al ministro de turno— del contenido final de las leyes. De esta y de todas. Ninguna sale adelante, evidentemente, sin su aquiescencia.

El anteproyecto de ley del aborto, elaborado y defendido sin matices por Gallardón, lo aprobó hace nueve meses un Consejo de Ministros presidido por Soraya Sáenz de Santamaría (Mariano Rajoy estaba de viaje). Fue rechazado en bloque por todos los partidos de la oposición y contestado públicamente incluso por algunos cargos medios del PP. Según distintas encuestas, también era rechazado por la mayoría de la población, por la mayoría de los votantes del PP y por la mayoría de los católicos. Las críticas eran diversas, pero la más extendida era el endurecimiento de la ley en un punto concreto: el aborto por malformación fetal. El anteproyecto no prohibía expresamente el aborto en ese caso, pero tampoco lo consideraba un supuesto legal específico: obligaba a la mujer a abortar alegando otra cosa -el riesgo de daño psicológico para ella-, y le imponía además un procedimiento largo y complejo para lograr la autorización final.

Tanto el Consejo General del Poder Judicial como el Consejo Fiscal pidieron al Ministerio de Justicia que suavizara ese anteproyecto. Fuentes del ministerio afirman que el proyecto final está listo. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha vuelto a decir hoy que se sigue "trabajando por un consenso". "Queremos lograrlo", ha afirmado. "Es complicado", ha dicho también.

Más información