Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una expedición intentará localizar a los españoles desaparecidos en Indonesia

Las familias han financiado un operativo para buscarlos con helicópteros y zodiacs

Ambos son procuradores y trabajan en Madrid

Supervivientes holandeses y alemanes del naufragio, en el Aeropuerto Internacional de Ngurah Rai en Bali, el 19 de agosto de 2014. Ampliar foto
Supervivientes holandeses y alemanes del naufragio, en el Aeropuerto Internacional de Ngurah Rai en Bali, el 19 de agosto de 2014. EFE

Cinco días ha tardado el Gobierno de Indonesia en confirmar oficialmente que los dos desaparecidos desde el sábado en el naufragio de un crucero turístico entre las islas de Lombok y Komodo son de nacionalidad española. El Ministerio de Asuntos Exteriores ha asegurado que las autoridades de Yakarta así se lo han ratificado este jueves, tras tomar declaración a los tripulantes de la embarcación hundida. En ella viajaba Victor García Montes, uno de las dos personas a las que se busca. Este, un sevillano de 43 años, trabaja como procurador en Madrid; según ha confirmado su familia al Colegio de Procuradores de Madrid y a la sevillana Hermandad de los Estudiantes, a la que pertenece el hispalense. Por su parte, el segundo perdido es un amigo suyo llamado Jorge, también procurador, de 48 años y de Madrid, según fuentes familiares.

Miembros de ambas familias se han desplazado hasta Indonesia para colaborar en las tareas de búsqueda. De momento, se aferran al testimonio de unos pescadores que informaron a un policía indonesio de que habían avistado a dos hombres en una isla deshabitada. Con el objetivo de localizarlos, han financiado y preparado una expedición que este viernes batirá la zona con helicópteros y zodiacs. También han pedido colaboración a los pescadores locales y han ofrecido una recompensa de 1.000 euros por encontrarlos.

“Las próximas 24 horas sera muy importantes”, ha explicado las mismas fuentes, que han precisado que el operativo de búsqueda comenzará a las siete de la mañana, hora local, y que han mapeado la isla para concluir los puntos en los que puedan encontrarse los desaparecidos. Eso sí, Exteriores no le da verosimilitud al relato de los pescadores. De hecho, las autoridades locales batieron la zona, aunque los familiares creen que Víctor y Jorge pudieron adentrarse en el bosque para buscar agua y alimentos,

Pero los familiares, al igual que los españoles que fueron rescatados tras el hundimiento, han resaltado que Víctor y Jorge tenían una complexión fuerte. Eran deportistas. Habían hecho cursos de submarinismo e, incluso, de supervivencia. Y les apasionaba el turismo de aventura. Entre otros países, habían visitado Laos, Panamá o Costa Rica. “Además, llevaban chalecos salvavidas y aquellas son aguas cálidas. Por ello estamos convencidos de que siguen con vida”, han añadido fuentes cercanas a ambos.

Las familias de los dos desaparecidos están en contacto con la Embajada de España en Yakarta y, de momento, no han permitido a la Oficina de Información Diplomática (OID) que confirme públicamente sus identidades. “Se están haciendo todos los esfuerzos para tratar de localizar sanos y salvos a los dos españoles”, ha asegurado la OID. Aunque el Colegio de Procuradores de Madrid ha enviado una notificación a su Secretaría de Gobierno en la que advierte de que los familiares de García Montes han informado de que “es una de las personas desaparecidas en el suceso ocurrido en una barca de recreo en Indonesia”.

La embarcación, en la que viajaban cinco tripulantes y 20 turistas, colisionó en la mañana del pasado sábado contra una barrera coralina y finalmente volcó a las siete de la tarde. Dos grupos de viajeros fueron rescatados ese mismo día de las aguas del Mar de las Flores, en el océano Índico; entre ellos, una pareja formada por otros dos españoles. Uno de ellos, Rafael Martínez, contó que la última vez que vio a sus dos compatriotas perdidos estos intentaban llegar a nado a la costa. El crucero cubría la ruta entre Lombok y Komodo, en una zona en la que ya se encuentra activa una misión de búsqueda de los turistas, en la que participan rescatadores profesionales y voluntarios. La zona que se rastrea para localizarlos ha sido ampliada.

Fuentes familiares han relatado que el pasado 14 de agosto —dos días antes del accidente— mantuvieron el último contacto con Jorge y Víctor. “Estaban haciendo una ruta un poco improvisada y no sabíamos que iban en ese barco. En un primer momento no nos alertamos demasiado, pero el 17 por mucho que lo intentábamos no podíamos contactar con ellos”, han añadido, antes de sentenciar: “Al 90% tenemos la certeza de dónde están y de que están vivos”.

Más información