Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libertad sin fianza para la joven de 19 años detenida por sumarse a la yihad

La menor de 14 años admite su intención de viajar a Irak para unirse al grupo terrorista EI

El juez Santiago Pedraz, a su llegada este martes a la Audiencia Nacional. Ampliar foto
El juez Santiago Pedraz, a su llegada este martes a la Audiencia Nacional. EFE

La menor de 14 años detenida el pasado lunes en Melilla, cuando iba a cruzar la frontera con Marruecos para unirse a una célula yihadista en Irak, es un ejemplo del lavado de cerebro al que las redes islamistas someten a sus adeptos. La adolescente ha sido enviada por orden judicial a un centro de menores de la península después de que haya reconocido "totalmente entera y convencida", según fuentes judiciales, su intención de integrarse en el Estado Islámico de Irak y Levante (EI).

Aicha (nombre ficticio) iba a cruzar a Nador, y desde esta localidad fronteriza, asegura que iba a ser trasladada a Irak "en unos dos o tres días", según fuentes presentes en su interrogatorio. La menor, que hasta hace apenas cuatro meses era una joven "normal", se ha sometido a un proceso de captación y radicalización, llevado a cabo casi enteramente a través de foros yihadistas y redes sociales. La joven ceutí inició su camino hacia el integrismo terrorista en una mezquita de la ciudad autónoma, donde se sintió atraída, según explicó ella, por los sermones que lanzaba el imán.

La menor, al igual que la joven de 19 años que la acompañaba cuando fue arrestada, es una chica escolarizada y atendida por su familia, según las fuentes consultadas. De hecho, fueron sus padres quienes dieron la voz de alarma a las autoridades cuando dejó de estar localizable y quienes alertaron de sus vínculos yihadistas. En un primer momento, la investigación se inició como un posible caso de secuestro, según fuentes jurídicas, aunque pronto se convirtió en una causa por integración en organización terrorista.

Fauzia Allal Mohamed.
Fauzia Allal Mohamed.

La menor ha admitido también que no era la única joven que había sido captada para viajar desde Marruecos a las zonas en conflicto. Otras tres jóvenes, cuyas identidades ha facilitado, iban a realizar el viaje con ella, ha asegurado. En un momento, la joven se quiso echar atrás, pero sus captadores, según su testimonio, la convencieron, incluso con amenazas, para seguir adelante.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha dejado en libertad provisional a Fauzia Allal Mohamed, de 19 años, que acompañaba a Aicha cuando fue detenida. Fauzia ha negado cualquier vinculación con el terrorismo islámico, según las fuentes consultadas, aunque la menor ha declarado que había contactado con ella para que la ayudara a cruzar la frontera. La joven liberada deberá presentarse cada semana en el juzgado más próximo a su domicilio y tiene prohibido abandonar el territorio nacional, para lo que se le ha retirado el pasaporte. Fauzia Allal Mohamed deberá, además, ofrecer una dirección y un teléfono en el que pueda estar localizada de forma permanente y tendrá que comunicar cualquier cambio de domicilio.

Las medidas cautelares han sido decretadas por el juez Pedraz con el acuerdo de la fiscalía y de la defensa de la detenida, que ha prestado declaración durante la mañana.

Más información