Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hernando se perfila como portavoz del PSOE en el Congreso

El diputado madrileño es una persona de confianza de Sánchez y ha sido portavoz de Interior López estará en la dirección del grupo en el Senado

Antonio Hernando en la sede del PSOE  EFE
Antonio Hernando en la sede del PSOE / EFE

La llegada de Pedro Sánchez a la Secretaría General del PSOE supondrá el desembarco en puestos clave de personas que se incorporaron a la estructura del partido de la mano de José Blanco hace 14 años. El siguiente paso previsto será el nombramiento de Antonio Hernando como portavoz en el Congreso y, previsiblemente, de Óscar López en el Senado.

No son oficiales aún los nombramientos y no se materializarán hasta el mes de septiembre cuando se reanude la actividad parlamentaria, pero lo confirman diferentes fuentes de la nueva dirección. De hecho, Hernando y López son amigos de Sánchez, pero no han sido incluidos en la ejecutiva, precisamente, porque estarán en ella cuando se concrete el nombramiento en las Cortes.

Hace 14 años, José Blanco fue elegido responsable de organización del PSOE e incorporó a su equipo a tres jóvenes: Pedro Sánchez, Antonio Hernando y Óscar López. Se habían formado en las bases del partido y se les conocía como los “chicos de Blanco”. Sánchez colaboraba en asuntos de economía con Jordi Sevilla, Hernando con Consuelo Rumí sobre inmigración y López en Organización.

Hernando y López hicieron carrera política propia a continuación, incluso el segundo ha llegado a ser el número tres del partido y candidato en Castilla y León, mientras que Sánchez estuvo en varios momentos fuera de la política y siempre al margen de la estructura orgánica.

Ahora los “chicos de Blanco” asumirán el control del PSOE, junto a César Luena, responsable de Organización, cuidado y apoyado también por Blanco cuando tenía el mismo cargo en Juventudes Socialistas. Blanco ahora es eurodiputado y es uno de los exdirigentes del PSOE que más animó hace meses a Sánchez para que presentara su candidatura y le sirvió de puente con diferentes barones regionales.

Hernando (Madrid, 1967) es abogado, ha sido portavoz de Interior y estaba en la ejecutiva saliente con Alfredo Pérez Rubalcaba como responsable de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE. En multitud de ocasiones ha ejercido como portavoz del partido y era de la estricta confianza de Rubalcaba. En septiembre, salvo sorpresas, sustituirá a Soraya Rodríguez al frente del Grupo Socialista. Este cargo es el de mayor proyección pública del partido y de facto es el número dos de cara a los ciudadanos, porque, además, de dirigir a los diputados, tendrá que debatir en las sesiones de control de los miércoles con la número dos del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Además, negociará con el Gobierno acuerdos como las medidas de regeneración o los nombramientos institucionales, entre otros. Su actuación, tras Sánchez, marcará el tono de oposición que, en su caso, da un perfil de dureza que en ocasiones ha ejercido en los últimos años para, por ejemplo, exigir responsabilidades al PP sobre Gürtel. Es decir, que Sánchez ha optado por dos colaboradores directos considerados duros en el partido, como son Luena y Hernando. Uno para gestión interna y otro para política de oposición.

Además, Óscar López (Madrid, 1973) era hasta ahora número tres del partido y estará en la dirección del grupo del Senado. Es portavoz del PSOE en Castilla y León, pero tendrá escaño en la Cámara alta como senador por designación autonómica. Ha gestionado la elección directa de secretario general y el congreso, con reconocimiento unánime de imparcialidad.

En los últimos meses ha protagonizado un duro pulso con el diputado Julio Villarrubia en esa comunidad por el control del partido. En mayo se nombró una gestora que preside Jesús Quijano y en septiembre habrá un congreso extraordinario con elección directa por los militantes del secretario general. Villarrubia, hasta ahora secretario general de Castilla y León, se presentará, a la espera de un oponente que podría ser el alcalde de La Granja, José Luis Vázquez.

Soraya Rodríguez seguirá como diputada, pero también estudia optar a liderar el partido en Castilla y León.

El cambio en la dirección del grupo parlamentario llevará aparejada la reestructuración de todas las portavocías para cada uno de los asuntos concretos. Ese diseño, fundamental para un partido de la oposición, se hará durante el verano. Podrían incorporarse a portavocías diputados de base que apoyaron a Sánchez desde el inicio.

Lógicamente, Eduardo Madina dejará el cargo de secretario general o número dos del grupo en el Congreso. Su intención es la de no ser portavoz en ninguna comisión y, en todo caso, asumir alguna vicepresidencia de comisión que pueda quedar vacante con los movimientos.

Más información