Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia deja en libertad al etarra Harriet Agirre detenido por error policial

El juez Andreu comprueba que no había una orden de detención judicial contra el antiguo lugarteniente de Txeroki

Harriet Agirre.
Harriet Agirre.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, de guardia este fin de semana, ha dejado en libertad al miembro de ETA Harriet Agirre, después de que se comprobara que su detención, el pasado viernes en San Sebastián, fue fruto de un error policial, según fuentes jurídicas. El Cuerpo Nacional de Policía anunció el viernes que Agirre, de 35 años, fue arrestado a raíz de una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) dictada por el Juzgado Central de Instrucción número 1, dirigido por el juez Santiago Pedraz.

Sin embargo, lo que Pedraz había dictado no era la orden de detención judicial, sino una petición a Francia para que ampliara la OEDE por la que Agirre fue entregado a España en junio de 2013 tras cumplir condena en aquel país, donde fue detenido en noviembre de 2005. Pedraz necesitaba esta ampliación para poder investigar por unos nuevos hechos al etarra, que salió el pasado 27 de mayo de la prisión madrileña de Valdemoro.

En la base de datos policiales, lo que Pedraz había consignado como una solicitud a Francia de ampliación de la OEDE fue introducido por los funcionarios directamente como una "orden de detención", según las mismas fuentes. Esto llevó a los agentes de la Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía a efectuar el arresto el pasado viernes, tras tener conocimiento de esta orden errónea.

Este sábado, el fiscal y el juez de guardia han comprobado, a instancias de la defensa de Agirre, que actualmente no hay vigente ninguna orden de detención contra el terrorista y por tanto se ha acordado su puesta en libertad. Francia tendrá que responder ahora si concede también la entrega de Agirre por la causa que instruye Pedraz.