Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hay una operación en marcha para que PP y PSOE gobiernen juntos”

El candidato de IU pide nacionalizar sectores estratégicos y dar más poder al Europarlamento

Willy Meyer.
Willy Meyer.

Willy Meyer (Madrid, 1952) ha vivido como cargo público u orgánico desde los 35 años. Primero en el PCE, luego también en IU. Ha sido concejal, diputado provincial y nacional, y eurodiputado durante diez años. Asegura que esta será su última legislatura, y que estos serán los años en los que IU se convertirá en “una organización de masas”.

Pregunta. ¿Se considera usted un euroescéptico?

Respuesta. No, en absoluto.

P. Pero IU pide un proceso constituyente en Europa porque dice que esta UE ya no sirve.

R. Somos europeístas, partidarios de un proyecto de integración regional. Pero este proyecto llamado UE y pactado entre socialdemócratas, conservadores y liberales ha fracasado. Esta crisis, esta ruina es consecuencia de un diseño de la UE desde Maastricht.

P. ¿Qué nuevo diseño plantea?

R. Un Parlamento Europeo con plena capacidad legislativa y que elija al gobierno y lo controle. No esta cosa que tenemos, que es una ameba. Y, también en esa nueva Constitución europea, un banco público, un espacio fiscal, rescatar sectores estratégicos de producción... Una economía planificada y participada. Someter la economía a la política.

P. Rescate de sectores estratégicos es nacionalizar, ¿verdad?

R. Sí.

P. ¿Y lo harían las instituciones europeas o cada Estado?

R. Hay que resolverlo a dos niveles. La desregulación que pactaron PP y PSOE, el no intervenir en la economía, ha sido letal. Se consintió que se jugara con los ahorros de la gente. Han vaciado los Estados, que ya no tienen capacidad de decisión. Se ha producido un auténtico golpe de Estado silencioso de la troika.

P. ¿Entonces propone una Constitución europea que incentive la nacionalización de sectores estratégicos en los Estados?

La desregulación ha sido letal. Hay que nacionalizar sectores estratégicos”

R. Efectivamente. Nosotros, por ejemplo, tenemos que rescatar el sector energético entero.

P. ¿Y qué más? ¿La banca?

R. Sí, una parte del sector financiero tiene que ser público. En la UE, el BCE tiene que ser un banco público controlado por el Parlamento Europeo. Para que active la economía e invierta en creación de empleo.

El aspirante, visto por sí mismo

“A mí me gusta sobre todo observar. Soy un gran observador. Creo que la observación es una de las facultades que más hay que ejercitar. Me gusta mucho observar a la gente, me fijo mucho en los detalles. Nací en Madrid. Mi abuelo era alemán y me llamó igual que él. Él nació en un pueblecito del norte de Alemania, cerca de Lübeck, que es conocido por sus mermeladas, por cierto. Se instaló en España antes de la Primera Guerra Mundial, se casó con una española, tuvo hijos. En 1936 era ingeniero, estaba haciendo una obra ferroviaria y consideró que tenía que defender la República porque él era alemán pero sus hijos habían nacido en España. Fue capitán de ingenieros, hizo toda la defensa de Madrid y al final de la guerra fue detenido y condenado a muerte, que luego le conmutaron por 30 años y un día. Murió destruido físicamente. Yo vengo de ese tronco. Tengo una cultura alemana, estudié en el Colegio Alemán de Madrid. Después estudié Económicas, pero no la terminé. Empecé en la lucha contra la dictadura. A los 18 años me afilié al PCE. Y hasta ahora. Esta será, con toda seguridad, mi última legislatura como europarlamentario. Yo ya he cumplido más que de sobra, hace falta gente nueva”.

P. ¿Y en España? ¿Sería partidario de nacionalizar el sector financiero o simplemente de crear un banco público?

R. Una parte del sector financiero debería ser público. Nacionalizar alguno de los bancos.

P. ¿De los grandes bancos?

R. Sí, habría que ver cuál interesaría más al Estado. Y rescatar también otros sectores: la siderurgia, el sector naval, el transporte, las telecomunicaciones... El libre mercado lleva a hombres y mujeres esclavos. Hoy quien manda en España es el Ibex35. Mire, yo no tengo nada que ver con Obama, pero EE UU ha utilizado la receta contraria a la de la UE: no contener el gasto, sino intervenir. Cuando General Motors entró en quiebra el Estado se hizo cargo.

P. Eso sería como nacionalizar Bankia tras rescatarla. Nacionalizar el Banco Santander sería más bien expropiar, ¿no?

Estas elecciones son un fin de ciclo, y las autonómicas de 2015 cambiarán el mapa”

R. Bueno, ese tema habría que resolverlo desde el rigor, sin improvisar. Habría que ver, en una nacionalización, qué parte del sector financiero le interesa más al Estado. Pero el interés público no son los accionistas de un banco.

P. ¿Confía en ver el fin del bipartidismo en estas elecciones?

R. PP y PSOE son los responsables de esta crisis. El bipartidismo ha llegado al límite y estas elecciones van a ser el comienzo del fin de ciclo. Después, las autonómicas y municipales cambiarán todo el mapa. Seremos la fuerza más votada en muchos sitios, condicionaremos gobiernos. Y después vendrán las generales. Yo comprendo que el Ibex35, determinadas empresas de comunicación y la Corona estén preocupados y asustados. Con IU se les acaba el chollo. En España hay una operación en marcha para que PP y PSOE gobiernen juntos.

P. El PSOE niega tajantemente que vaya a ir a esa gran coalición con el PP. ¿No les cree?

R. No, no les creo. ¿Qué van a decir, en plena campaña electoral? También dicen que están contra la austeridad y reformaron la Constitución por mandato del BCE. Es que el problema del PSOE es que ha gobernado en España, con este modelo productivo especulativo.

P. Si IU gobernase o condicionase gobiernos en 2015, ¿no habría recortes de ningún tipo en servicios públicos? En Andalucía IU está en el Gobierno y ha habido recortes.

R. Es que depende del nivel de administración. La responsabilidad de aceptar o no un recorte de la troika es del Gobierno del Estado. Andalucía no tiene capacidad de decir no a la troika.

P. El PSOE hace ese mismo discurso: dice que Zapatero tuvo que hacer recortes porque un Estado no tiene capacidad para decir no a la política económica europea, y que la única solución es ocupar el gobierno de la UE. Usted está haciendo el mismo discurso a escala autonómica.

Europa necesita la inmigración para pagar las pensiones de mañana”

R. El responsable de decir sí o no a la troika es el Gobierno del Estado, que forma parte del Consejo Europeo. En Andalucía, dentro de la política general de recortes, hemos tratado de defender al máximo lo público. Estamos intentando contener al máximo esa agresión antisocial, pero el Gobierno andaluz no tiene capacidad de decir no a la troika.

P. El PP tiene a su grupo de votantes decepcionados, el PSOE a los suyos. ¿IU tiene también votantes descontentos, a juzgar por los nuevos partidos que surgen entre su electorado natural?

R. Hay partidos que están surgiendo de la noche al día porque tienen detrás un poder mediático. De todas formas, eso no tiene nada que ver con nuestro electorado.

P. ¿El entorno del 15-M no tiene que ver con su electorado?

R. Nosotros estamos en el 15-M. Pero nuestro electorado reclama organizaciones potentes, con rigor, y que hayan participado en la lucha.

P. ¿Cree que les falta rigor a estos partidos nuevos?

R. No lo sé. Tampoco les presto mucha atención.

P. IU acusa a los paraísos fiscales de “crímenes contra la humanidad” y propone luchar contra ellos. ¿Cómo, en concreto?

R. Hay 9,5 billones de euros ocultos en paraísos fiscales europes, diez veces la riqueza de España. Con una parte de ese dinero se resolvería de un plumazo toda la pobreza del mundo. Por eso es un crimen contra la humanidad. ¿Cómo atajarlo? Con un espacio fiscal europeo, un Tesoro público europeo que garantice que hay tipos de interés parecidos en todos los países y un sistema de vigilancia que evite la evasión y el fraude.

P. IU propone no pagar la parte “especulativa” de la deuda. ¿Cómo se calcula eso?

R. Es muy fácil: la diferencia entre lo que habría sido un préstamo directo del BCE, a un tipo de interés normal, y el préstamo que se hizo de forma indirecta a través de bancos privados, con tipos de interés muy superiores. Esa diferencia es la parte especulativa, y esa no hay que pagarla. A Alemania se le aplicó una quita del 60% de su deuda en 1953. No es una locura hacerlo ahora.

P. ¿Qué control de fronteras frente a la inmigración irregular plantea IU?

R. Un control de fronteras humano. Y más gasto en cooperación en los países de origen.

En Cuba no hay presos políticos: hay un bloqueo, un acto de guerra de EE UU”

P. Mientras eso da resultado, ¿qué control de fronteras, por ejemplo en Ceuta y Melilla?

R. Un control regulado desde los países de origen, pactando un cupo de inmigración legal. Europa necesita a la inmigración. La natalidad europea no garantiza las pensiones de mañana.

P. ¿La UE ha aceptado sin más el espionaje de jefes de Gobierno por parte de EE UU?

R. Sí, claro. La UE está subordinada. Cuando uno toma la decisión de subordinar su seguridad a EE UU, con todas esas bases con sus antenitas, uno asume todo el paquete. Aquí se ha producido algo absolutamente indigno. Cuando se supo que todo el servicio de inteligencia de EE UU estaba espiando de forma generalizada a administraciones, personalidades y empresas, pedimos que al menos se parasen las negociaciones con EE UU sobre el tratado atlántico de libre comercio. Y no se hizo. Y la situación es ridícula: estamos en la cuarta fase de negociación de ese tratado y lo que llevan nuestros negociadores en las maletas para negociar ya lo saben los norteamericanos.

P. La UE va a cambiar su relación con Cuba. ¿En qué sentido le gustaría que sea ese cambio?

R. En el de normalizarla. La “posición común” que impuso Aznar era el único trato de excepción que tenía la UE con un país, en todo el mundo. Era inadmisible. Hay que tener un trato normalizado, cada uno con sus formas de entender la vida, la economía, la política, los derechos...

P. ¿Hay que seguir pidiendo a Cuba más respeto a los derechos humanos, la excarcelación de presos políticos, el fin del sistema de partido único?

R. A Cuba se le debe pedir lo mismo que a Colombia, a Arabia Saudí, a Marruecos... Yo soy partidario de un diálogo recíproco sobre derechos humanos entre cubanos y europeos. De todos los derechos: a la vivienda, a la salud, al trabajo. Y ahí nos llevaríamos sorpresas. A lo mejor Cuba nos pediría a nosotros avanzar en derechos. En Cuba hay presos relacionados con actos criminales.

P. ¿No hay presos políticos, persecución de disidentes?

R. No. Lo que hay en Cuba es un bloqueo de EE UU, un acto de guerra, y ante un acto de guerra las respuestas de los Estados son muy duras. Si España estuviera bloqueada, yo pediría actuar también con gran dureza.

P. ¿Llegando incluso a la pena de muerte?

R. No, nunca. Pero en Cuba no hay pena de muerte... Hay una moratoria, no se ha ejecutado a nadie desde hace años.

P. El PCE nunca fue nacionalista. ¿Le incomoda que IU en Cataluña se haya situado a favor del proceso soberanista?

R. No, porque el PCE siempre defendió el derecho de autodeterminación, es verdad que pensando entonces sobre todo en las colonias africanas. Nosotros somos partidarios del derecho a decidir, pero no de la independencia.

P. ¿El proceso en Cataluña tiene que ver con un proceso de descolonización o con un discurso nacionalista?

R. Yo se lo digo a CiU: el problema de Cataluña no es España, es el capitalismo.