Izquierda Unida explota el desencanto

La formación espera un "voto de castigo" al PP y el "retroceso" del bipartidismo Pasarían de dos a cinco escaños, según el CIS Willy Meyer, el más veterano de sus rivales, encabeza la lista por tercera vez

Izquierda Unida se prepara en estas elecciones europeas para aprovechar "el voto de castigo" que prevén que los españoles otorguen al partido que ha gestionado la crisis desde el Gobierno, el PP, y el desencanto generalizado con el que auguran el "retroceso del bipartidismo". Las encuestas, de momento, favorecen su tesis: según el CIS, la formación, que concurre a las elecciones dentro de Izquierda Unitaria Europea, pasaría de 2 a 5 a escaños. Cuando se realizaron las encuestas, no obstante, más del 50% ni siquiera sabía la fecha de la jornada electoral.

El cabeza de lista, Willy Meyer (Madrid, 1952), se presenta por tercera vez. Es el más veterano de los contendientes españoles."La troika presenta a [Miguel] Arias Cañete y [Elena] Valenciano y vamos a enfrentarnos a ellos", advirtió el pasado 26 de abril. La estrategia de IU volverá a intentar meter a PP y PSOE en un mismo cajón, a decir que son lo mismo y que la única opción de izquierdas es la suya. Los gobiernos de la socialdemocracia, como el de François Hollande en Francia, insistirán, solo llevan a "la decepción". "Esta es la izquierda, la que puede plantar cara y derrotarles. La que puede hacer realidad el sueño del cambio", declaró ayer Meyer en el acto de inicio de campaña.

También forman parte de la candidatura, por este orden: Paloma López Bermejo, veterana de CCOO de Madrid; Ernst Urtazun (ICV); Marina Albiol, diputada en las Cortes valencianas desde 2007; Lidia Senra (de Anova, el partido de Xosé Manuel Beiras), Ángela Vallina (Noval), alcaldesa de Castrillón; Javier Couso (independiente), hermano de José, el cámara muerto por disparos de un tanque estadounidense en Irak en 2003; Tasio Oliver, de Izquierda Abierta, el partido de Gaspar Llamazares; Nuria Lozano (EUiA) y Lara Hernández, una madrileña de 28 años que se instaló en Berlín en 2012 buscando trabajo.

Izquierda Unida tiene previsto realizar cerca de 950 actos de campaña para promocionar su programa electoral, que resumen en un mensaje: "Romper con la troika y con la arquitectura europea del proyecto neoliberal". Estas son algunas de sus propuestas:

- Suprimir las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) de forma que los servicios públicos sean "el único intermediador entre demandantes de empleo y empresas".

- Coordinar las políticas salariales de forma que en cada país de la UE se garantice un salario digno que sea del 60% del salario medio de cada país.

- Fomentar el consumo local y penalizar la deslocalización de empresas.

- "Racionalizar" los horarios laborales y que la jornada de trabajo habitual termine a las 18.00.

- Avanzar en la creación de un impuesto de sociedades a nivel europeo.

- Prohibir todas las transferencias monetarias "con territorios jurídicos considerados paraísos fiscales por los organismos internacionales".

- Crear un Impuesto sobre las Transacciones Financieras para "desincentivar las actividades especulativas".

- Establecer una "fiscalidad verde" no para que pueda contaminar quien pueda pagar, sino para que "la contaminación no pueda ser rentable".

- Someter a una "auditoría" la deuda pública que establezca "los criterios para una reestructuración de la deuda que libere del lastre de los intereses al Estado".

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Lo más visto en...

Top 50