Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chacón critica la forma en que la dirección del PSOE prepara las primarias

La exministra socialista lamenta que se debata y apruebe en solo dos horas

La exministra socialista Carmen Chacón. Ampliar foto
La exministra socialista Carmen Chacón. EFE

Carme Chacón, posible aspirante a las primarias del PSOE para liderar el partido en las próximas generales, ha criticado en el Comité Federal la forma en la que la dirección socialista ha elaborado el reglamento para esas elecciones internas.

A puerta cerrada, ha asegurado: “Creo que hemos tenido dos años para elaborar este reglamento y que ahora lo vamos a aprobar en apenas dos horas. Con este reglamento no se ha hecho igual que con el documento de la Conferencia Política, que los compañeros tuvieron tiempo de conocer, discutir y enmendar. Ahí lo hicimos bien”.

En su intervención ha habido también críticas implícitas a la forma en la que se elaborará el censo de simpatizantes con inscripción previa y que, en su opinión, reduce la participación. “Debemos apostar por una participación masiva, como ha hecho la izquierda en Francia, como ha hecho en Italia. En Francia han participado 30 de cada 100 votantes del PS. En Italia han participado 30 de cada 100 votantes del Partito Democrático”, ha asegurado.

Chacón se ha preguntado: "¿Hay alguna razón para que en Francia y en Italia participen en las primarias abiertas 30 de cada 100 votantes y aquí nos resignemos a que lo hagan 7, la cuarta parte en proporción, como he leído que anticipaba un miembro de la CEF?”

Su respuesta ha sido el de pedir más participación ciudadana. “Necesitamos un debate amplio que lleve a millones de ciudadanos a votar, para la elegir a la persona más capaz y competente para ganar a la derecha. Debemos encontrar el camino para una primarias masivas, para una participación de cientos de miles de ciudadanos, millones si es posible. No solo lo merece este partido; lo necesita este país. Siempre hemos sido capaces de lo mejor. Y, en esta ocasión, creo que también sabemos y podemos hacerlo”.

La exministra ha descrito la situación política actual con críticas al Gobierno de Rajoy. “Hemos pasado el ecuador de la legislatura. A la crisis, y a las consecuencias sociales devastadoras de la crisis, la derecha ha añadido nuevos problemas. El territorial es el más complejo de ellos, y el aborto el más reciente. Con el televisor de plasma y los SMS la derecha se da un aire contemporáneo, pero cualquiera que haya lidiado con ellos en un ayuntamiento o en un parlamento puede constatar que ha cambiado poco en décadas. En algunos aspectos incluso despide más bien un aire decimonónico: Ahí está la dura ley laboral para los trabajadores y la respuesta represiva a la protesta social; Alianza con los sectores empresariales más dependientes de las concesiones y privatizaciones de servicios públicos y menos abiertos a la innovación y al riesgo; Alianza ideológica con los sectores más retrógrados de la jerarquía eclesiástica a expensas de los derechos conquistados por las mujeres justocuando soplan esperanzadores vientos de cambio en el Vaticano; Control asfixiante de los medios de comunicación en lugar de favorecer su viabilidad económica y la expresión del pluralismo social; Amplias tragaderas ante la corrupción propia y escándalo ante la ajena; Y, en fin, la dilapidación del Estado del Bienestar”.

La conclusión, según ella, es “una crisis de representación sin precedentes. Se dispara la distancia ciudadana respecto de los partidos, que según las encuestas, son la institución política en la que menos confían los ciudadanos de las 16 por las que pregunta el CIS. Los partidos políticos reciben una valoración de 1,8 puntos sobre 10. Y, paradójicamente, crece el interés de esos mismos ciudadanos por la política. Este es el estado de opinión de nuestros conciudadanos. Los partidos políticos tenemos un gigantesco problema de credibilidad. Podemos decir y decir. Pero no nos juzgarán nunca más por lo que digamos sino por lo que hagamos. No conduce a nada distribuir las responsabilidades de esta situación. Pero sí hay algo seguro: solo hay un Partido que pueda romper este círculo vicioso. Solo hay un partido capaz de dirigirse a la gente y decirles: estamos dispuestos a cambiar nosotros para cambiar las instituciones y así cambiar la vida de la gente. Ese partido es el PSOE”.