Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE se recupera y toda la izquierda reúne el 48% de los votos

Una encuesta de la Fundación Sistema vaticina un desplome del PP hasta el 26%

La encuesta registra una abstención más intensa en la derecha que en el centro izquierda

Ampliar foto
Los diputados del PSOE Eduardo Madina (derecha) y Alfonso Guerra conversan, en el pleno del 31 de octubre.

El PSOE remonta de manera apreciable en intención de voto hasta el punto de que puede llegar a obtener en torno al 35% o 36% de los votos, en tanto que el PP se precipita hacia abajo con una probabilidad de pasar del 44% de los votos hace dos años al 26%. Estos datos figuran en el estudio realizado por el Grupo de Estudio sobre Tendencias Sociales (GETS) para la revista Temas, publicación de la Fundación Sistema que preside el exvicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, con 1.726 entrevistas realizadas a domicilio. Su conclusión inicial apunta a que la izquierda podría convertirse “en la fuerza electoral potencialmente mayoritaria en España”, según declara el catedrático de Sociología de la UNED y director de Temas, José Félix Tezanos, que ha realizado el estudio junto a la profesora Verónica Díaz Moreno.

El estudio está siendo analizado con mucho interés por la dirección del PSOE, toda vez que le dan extremada relevancia a esta encuesta anual por su grado de fiabilidad. En la misma se produjeron los primeros resultados que daban una caída a los socialistas de gran calado. Ahora, y tras dos años de gobierno del PP, el PSOE apunta a una remontada apreciable según el estudio que se realizó entre el 16 de septiembre y el 14 de octubre pasado en 98 municipios de España estratificados por hábitat. A cada fuerza política se le asignan dos hipótesis de resultados, según baja o alta participación. En el primer caso, el PSOE obtendría un 35,6% de los votos que bajaría al 34,8% con una alta participación, lo que supondría casi cinco puntos más del resultado que obtuvo en las elecciones generales de 2011.

Los sociólogos describen un panorama muy negro para el PP, al que dan un 26,5% de los votos con mucha abstención y subiría al 28,3% con gran afluencia a las urnas. Muy lejos del 44,6% del porcentaje que obtuvo el partido conservador en los pasados comicios. La subida de Izquierda Unida es muy notable ya que pasaría del 6,9% de los votos al 13,8% o 12,7% en el peor de los casos. La suma del voto del PSOE e Izquierda Unida llevaría al 48% de los votos sin despreciar el 7% que suma el apartado “otros” en el que podría estar una fuerza política como Equo por la que no se pregunta expresamente porque se ha limitado el estudio a poner al encuestado ante los partidos actuales.

A diferencia de otras encuestas, este trabajo refleja una intención de voto a UPyD menor de la que se ha venido reflejando hasta ahora y que daba a este partido una intención de voto algo superior al 9%. El trabajo del Grupo de Estudios sobre Tendencias Sociales coloca al partido de Rosa Díez en un 7,2%, sin tener en cuenta el tirón que haya podido tener esta fuerza política tras celebrar este fin de semana su II Congreso y tras haber conseguido en el último mes éxitos políticos evidentes en el Parlamento al atraer a sus posiciones al PP y al PSOE.

En el voto nacional se refleja una subida del PNV en relación a las elecciones anteriores así como de ERC, en tanto que CiU se queda en la mitad del porcentaje que obtuvo en los anteriores comicios. Se llama la atención, no obstante, sobre el alto porcentaje de quien se declara abstencionista: un 28,3%. Ahora mismo son más los que se declaran abstencionistas y que votaron al PP que aquellos que optaron por votar al PSOE o a Izquierda Unida. Esta es la razón por la que se ofrecen dos hipótesis de resultados, según la participación. La caída del PP puede estar llevando a una subida de la izquierda en su conjunto, pero “no con el anterior grado de concentración del voto en un solo partido”, es decir, ya no se aprecia el “voto útil”, escriben los sociólogos autores del trabajo.

El voto de la izquierda, que el estudio sitúa casi en el 50%, iría mayoritariamente al PSOE pero con una fuerte subida de IU y quizá alguna otra fuerza política. La fragmentación del voto de la derecha llevaría al PP a perder su hegemonía en ese campo con una fuerte subida de UPyD pero también se cita el papel que puede jugar Ciutadans, no solo en Cataluña sino en el resto de España. Se alude a este grupo aunque en la encuesta no se ha preguntado por el mismo. Un apartado se dedica a “la consistencia ideológica-política" de los partidos y arroja un beneficio claro para el PSOE y UPyD a los que el estudio sitúa en “los espacios centrales” del mapa ideológico.