Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘Jaque al Rey’ concentra a más de un millar de personas en Madrid

La manifestación transcurrió sin incidentes ante un amplio dispositivo policial

Los manifestantes se tuvieron que resguardar de la lluvia a su paso por la Gran Vía de Madrid, camino del Palacio de Oriente.

Unas 1.500 personas, convocadas por la Coordinadora 25-S, se manifestaron este sábado en Madrid pidiendo la abolición de la monarquía bajo el lema Jaque al Rey. La marcha pretendía llegar al Palacio Real y concentrarse allí indefinidamente, pero la fuerte lluvia —que fue mermando los asistentes hasta dejarlos en unos 200— y la abundante presencia policial —que les cortó el camino en las inmediaciones del palacio— les impidieron hacerlo.

Finalmente, los convocantes leyeron un comunicado frente al cercano Teatro Real exigiendo la apertura de un proceso “destituyente y constituyente” que acabe con el actual sistema de monarquía parlamentaria, que consideran “ilegítimo y corrupto”. Al acabar, llamaron a disolver la concentración. Varias decenas de jóvenes permanecieron alrededor de una hora coreando gritos contra el centenar de policías que les custodiaban y cercaban las calles del centro de Madrid. Después, se dispersaron.

Los manifestantes gritaron eslóganes como “los Borbones a los tiburones” y “Reforma laboral a la Casa Real”. Los convocantes dijeron haber denunciado en los juzgados de la plaza de Castilla el “desproporcionado” despliegue policial que, según dijeron, retuvo a unos 60 jóvenes asistentes cerca de la plaza de Legazpi para impedirles llegar a la convocatoria. También denunciaron el bloqueo de dos autobuses procedentes de Valladolid, cuyo viaje fue interrumpido por la policía para identificar a sus ocupantes. En la Delegación del Gobierno en Madrid, y en directo, la delegada Cristina Cifuentes, aún de baja por el grave accidente de moto que sufrió en agosto, controló el desarrollo de la manifestación.

Cristina Cifuentes, esta tarde a la Delegación del Gobierno. EFE

En la marcha se vieron camisetas verdes, contra los recortes en Educación, pero, sobre todo, banderas republicanas y lemas antimonárquicos. La horquilla de edad incluía desde adolescentes hasta jubilados, que fueron, quizá, los más combativos. Al final, sin embargo, fueron los más jóvenes los más frustrados por no poder llegar a su objetivo. “La lucha continúa. Volveremos”, dijeron antes de marcharse.

Más información