Dos heridos graves tras explotar un artefacto de la Guerra Civil en Teruel

Las víctimas, padre e hijo, tienen 66 y 22 años El explosivo se encontraba en un garaje

Foto: atlas | Vídeo: ATLAS

Un hombre de 66 años y su hijo, de 22, han resultado heridos de gravedad tras explotar un antiguo artefacto explosivo depositado en el garaje en el que se encontraban, en un inmueble ubicado en la calle Miguel Ibáñez de Teruel. El material detonado podría proceder de la Guerra Civil española (1936-1939), según fuentes policiales. El pasado día 9, un obús de la contienda hirió de gravedad a un joven de 23 años en la localidad madrileña de San Martín de la Vega.

La bomba explotó en el garaje de una mujer mayor que estaban limpiando los heridos

El suceso se ha registrado sobre las 10.30 horas de la mañana, cuando el padre, T.V.L.,y su hijo, A.V.P., realizaban trabajos de limpieza en el interior del garaje, propiedad de una vecina. Fuentes de la investigación apuntan a que los hombres, que eran dueños de la cochera contigua al de la propietaria, se habrían ofrecido a limpiarla al tratarse de una mujer mayor. Según algunos residentes, la mujer desconocía qué objetos se acumulaban en su garaje, donde almacenaba pertenencias de un hermano fallecido.

La explosión ha obligado a desalojar los números 45, 47 y 49 de la calle, aunque muchos pisos estaban deshabitados porque son de alquiler para estudiantes o están ocupados por personas mayores que pasan el verano en casas de pueblo.

Según las primeras inspecciones, la explosión no ha causado daños en la estructura de los edificios. A Fina, una de las vecinas, le ha sorprendido la explosión en la galería de su piso, mientras se encontraba regando sus flores. "Ha sonado muy fuerte, un sonido seco y de momento me he asustado. Luego ya ha venido la Policía y nos ha desalojado", explica.

Las víctimas han sido trasladadas a la Unidad de Cuidados Intensivos de un hospital turolense
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

A otra joven vecina la explosión le ha sorprendido durmiendo en el piso que comparte con otros estudiantes: "No sabía lo que era pero cuando ha venido la Policía he llamado a mis compañeros que estaban en la Universidad para que vinieran".

Otro de los residentes, Roberto Rodilla, ha escuchado la deflagración y ha pensado que era "una explosión de un coche". Según ha explicado, "cuando he bajado a la calle me he dado cuenta de que salía humo del garaje y he visto a los dos heridos; el hijo estaba tendido en el suelo y el padre aturdido a su lado".

Las víctimas han sido trasladadas a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Obispo Polanco de la capital turolense y por el momento se desconoce el pronóstico.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS