Expulsado el portavoz de ERC por hablar de lengua en un debate sobre ética política

Alfred Bosch ha usado su turno en el debate del Congreso de una proposición de ley sobre medidas contra la corrupción para denunciar la política lingüística del Gobierno de Baleares

En inglés y sobre un asunto ajeno al que se debatía en el pleno del Congreso de los Diputados. Esta ha sido la razón por la que la vicepresidenta primera del Congreso, Celia Villalobos, que este martes presidía la sesión plenaria por ausencia de Jesús Posada, de viaje oficial en Panamá,  ha expulsado de la tribuna de oradores al portavoz de ERC, Alfred Bosch. Este portavoz, que vive por segunda vez esta situación en esta legislatura, se ha salido por completo de la materia de debate planteada, en concreto, una proposición de ley de UPyD sobre medidas para la regeneración democrática y contra la corrupción. Bosch ha decidido hacerse eco  de las protestas que se producen en Baleares en los últimos días por diversos colectivos contrarios a implantar en las islas el trilingüismo: castellano, catalán e inglés.

"Deje el inglés y las Islas Baleares y vuelva a la cuestión", le ha pedido la vicepresidenta primera del Congreso. Pero el diputado republicano seguía a lo suyo. "No se está usted examinando de inglés sino que tratamos una proposición de ley sobre normas para combatir la corrupción", le ha dicho Villalobos, tras reconocer el excelente acento en inglés del diputado catalán. "No intente buscar enfrentamientos de forma innecesaria", le ha pedido de nuevo la vicepresidenta. No se ha apeado de su discurso por lo que le ha pedido que abandone la tribuna, lo que ha hecho inmediatamente sin oponer la menor resistencia.

Esta es la segunda vez que el diputado de ERC es expulsado de la tribuna de oradores por hablar de forma continuada en una lengua diferente al castellano. En protesta por la intención del Gobierno de incluir en la futura ley educativa, LOMCE, la obligación de escolarizar a los alumnos que lo demanden en castellano incluso en un colegio privado a cargo del Estado, Bosch expresó su rechazo en catalán. Fue llamado al orden en distintas ocasiones pero acertó a decir que él también tenía derecho a hablar en una lengua cooficial del Estado como es el catalán. Con sentimiento de pesar el presidente del Congreso, Jesús Posada, le indicó que le iba a tener que pedir que abandonara la tribuna si no cejaba en su actitud. No cejó y fue expulsado de la tribuna sin la menor objeción como ha hecho también cuando se lo ha ordenado la vicepresidenta Celia Villalobos.

Este incidente ha restado protagonismo a la iniciativa de UPyD, defendida por el portavoz adjunto Carlos Martínez Gorriarán, tendente a sancionar a los políticos que incurran en prácticas corruptas, cerrándoles las puertas de la política al impedirles que se presenten para cargos electos. Pasividad es lo que observa este diputado en el Gobierno y en otros partidos al abordar este asunto dado que todas las presentadas por UPyD han sido siempre rechazadas. "En España es muy fácil ser corrupto", ha sentenciado Martínez Gorriarán. La "falta de independencia de la Justicia", la utilización "arbitraria" del indulto, los casos de "puerta giratoria" entre la política y la empresa privada, así como el despilfarro " y la opacidad" contribuyen a la corrupción.

Tampoco esta vez el grupo que dirige Rosa Díez ha sido atendido por el grupo mayoritario pero tampoco por el resto de la Cámara ya que sus medidas contra la corrupción solo han cosechado 16 votos; frente a 194 noes y 108 abstenciones. El Gobierno traerá en breve sus propias medidas contra la corrupción, todas ellas "actuales" y ajustadas a las necesidades de una sociedad moderna, en tanto que las de UPyD "están desfasadas" ha respondido el portavoz del PP Pedro Gómez de la Serna.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50