Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El peligro de reparar un coche en carretera

10.000 peatones son atropellados al año en España

El accidente más letal es el arrollamiento mientras se arregla un vehículo

Ampliar foto
Un taxi embestido por un Audi a un grupo de peatones en Barcelona el pasado 23 de marzo.

El accidente más mortífero de tráfico es el atropello de peatones en carretera. Tanto es así que el índice de letalidad –la relación entre el número de fallecidos y el de víctimas- es cuatro veces superior al de un accidente en motocicleta y siete veces superior al de un siniestro en turismo. El Real Automóvil Club de España (RACE) y los fabricantes de neumáticos Good Year han alertado este martes contra el peligro de estos accidentes, con motivo de los desplazamientos del puente de mayo.

Cada año se producen en España unos 10.000 atropellos, 9.000 de ellos en ciudad. Es decir, por cada nueve atropellos en zona urbana, se produce uno en carretera. Sin embargo, la proporción de la mortalidad es mucho más alta en las vías interurbanas: por cada seis fallecidos en ciudad, se producen cuatro en carretera.

Según el RACE, si se lograra evitar en un 10% el número de atropellos en carretera, se podrían salvar cuatro de cada diez fallecidos en España en atropello. En 2011, el último año con cifras consolidadas, perdieron la vida 380 peatones como consecuencia de un arrollamiento, 158 de ellos en carretera.

El club de automovilistas recuerda que la mayoría de los atropellos mortales suceden cuando el peatón cruza la carretera, seguido de aquellos que caminan por la calzada en el sentido de la marcha de los vehículos, y en tercer lugar, los que reparaban su coche en carretera. Estos últimos, son los de mayor gravedad ya que en cuatro de cada 10 casos la víctima muere.

El perfil del fallecido por atropello en vías interurbanas es, según el RACE, el de un varón, mayor de 64 años, que sufre el accidente de noche y en una carretera convencional que se encuentra sin iluminar.

Para evitar este tipo de siniestros, el RACE recomienda a los peatones en carretera que sepan ver y que se hagan ver con material reflectante. A la hora de cruzar, el club de automovilistas recuerda que se haga sin entorpecer la circulación, siempre por un paso y, si no hay ninguno, hay que evitar las curvas, los cambios de rasante y elementos que resten visión.

En el caso de conductores que sufren una avería, deben intentar situar su vehículo fuera de la calzada y de la parte transitable del arcén. Si no fuera posible, el RACE aconseja encender la señal de emergencia y, si hay visibilidad reducida, también las luces de posición; utilizar un chaleco reflectante; señalar el vehículo con triángulos de emergencia; y llamar al servicio de asistencia y esperar fuera del vehículo en una zona segura.