Sale de la cárcel el último de los 155 arrestados en la huelga general del 14-N

Alfonso Fernández Ortega, 'Alfon', ha pasado 56 días en prisión en régimen de aislamiento La policía le acusó de portar armas y explosivos en su mochila, algo que su familia negaba

Agentes antidisturbios arrestan a un manifestante durante la huelga del 14-N.
Agentes antidisturbios arrestan a un manifestante durante la huelga del 14-N.ISAAC F. CALVO

El último de los 155 detenidos en la huelga general del 14-N, Alfonso Fernández Ortega, de 21 años, ha salido de la cárcel esta tarde, tras haber pasado 56 días encerrado en la prisión madrileña de Soto del Real. Alfonso, conocido como "Alfon" en las redes sociales, fue arrestado la mañana del 14 de noviembre poco después de salir de su casa en el barrio de Puente de Vallecas para participar en la huelga. La policía lo acusó de "tenencia de armas y artefactos explosivos", alegando que en su mochila encontraron una bolsa de plástico con dos aerosoles de pintura, dos botellas con gasolina, petardos y clavos. "¡No salió con ninguna mochila de casa! Y no se han encontrado huellas, por eso lo hah tenido que soltar", argumenta su madre, Elena Ortega.

A Alfon se le aplicó un régimen de aislamiento penitenciario reservado a los internos de alta peligrosidad

Ortega ha pasado casi dos meses luchando para sacar a su hijo de la cárcel. A diferencia del resto de los detenidos, quienes salieron horas o días después de su arresto, el juez consideró que en el caso de Alfon había riesgo de fuga, por lo que además se le aplicó un régimen de aislamiento penitenciario, reservado a internos de especial peligrosidad. Una decisión que su familia consideró "insostenible", ya que el joven tiene un empleo en una compañía de seguros y una novia estable que también fue detenida ese día. "Si no tenía ni cómo fugarse, ni que tuviera propiedades en Panamá...".

A lo largo de estas semanas, ha recibido el apoyo de ciudadanos, partidos políticos de la Izquierda Plural y sindicatos, quienes pidieron la libertad de Alfonso en concentraciones frente al Congreso y en Vallecas y a través de las redes sociales. Esta mañana vieron su deseo cumplido cuando el Juzgado de Instrucción nº 21 de Madrid decretó su libertad provisional. El joven, que tendrá que ir a firmar a los juzgados de plaza de Castilla dos veces al mes, se mostró contento a la salida de la cárcel y "sorprendido por la cantidad de gente que había ido a darle su apoyo", según cuenta su madre.

El Ministerio del Interior quiere criminalizar a los jóvenes que protestan organizados" Elena Ortega, madre de Alfon

Ella está encantada de que su hijo sea libre de nuevo, pero cree que se ha utilizado el caso de Alfon como aviso para los demás. "Estamos convencidos de que esto ha pasado por razones políticas". En su opinión, el Ministerio del Interior quiere "criminalizar" a la juventud que protesta organizada. "Pretenden pintar a los jóvenes como criminales radicales y amedrentarles para que no hagan ruido".

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS