_
_
_
_

Una avería en la catenaria de la línea Gijón-Madrid atrapa a 600 pasajeros

Los pasajeros, rescatados a la una de la madrugada, estuvieron varias horas en Arcas Reales (Valladolid)

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Una avería en la catenaria de la línea Alvia de ferrocarril Gijón-Madrid, que se produjo pasadas las nueve de la noche de ayer, ha dejado atrapado un tren con unos 600 pasajeros a la altura de las Arcas Reales (Valladolid) durante varias horas, según informa la cadena SER. Los pasajeros fueron evacuados sobre la una de la madrugada. Por la noche, la zona ha registrado temperaturas cercanas a los cero grados.

La avería ha afectado a otros cinco trenes, en los que viajaban 1.500 personas, y ha impedido que el servicio funcionara hasta las cinco y media de la mañana. 

Como consecuencia de la avería, que afectó a la catenaria por causas que se están investigando, el tren afectado, cuya llegada prevista a Madrid era a las 22.39 horas de ayer, se tuvo que parar a las 21.42 horas en las inmediaciones de Valladolid. Renfe fletó un tren especial similar, que fue estacionado junto al averiado pasada la medianoche, al que fueron trasvasados los viajeros del tren afectado. Llegaron a su destino, la capital, con cuatro horas de retraso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_