Viajar en turista no da una buena imagen, según el presidente del CGPJ

El presidente del CGPJ considera "excesivas" las restricciones del gasto en el órgano de gobierno de los jueces tras el 'caso Dívar'

Gonzalo Moliner.
Gonzalo Moliner.J.J.Guillén (EFE)

Viajar en clase turista no da una buena imagen de la justicia. Así lo considera el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gonzalo Moliner, quien se ha lamentado en una entrevista en RNE por tener que viajar en clase turista, debido a las restricciones del gasto tras el ‘caso Dívar’. Moliner cree que esa no es "la mejor imagen" para quien preside el Poder Judicial y el Tribunal Supremo, un cargo que “es muy importante y que necesita cierto reconocimiento”.

El presidente del CGPJ, que asumió el cargo tras la dimisión de Carlos Dívar debido al escándalo de sus viajes en fin de semana a Marbella, se ha quejado de que, tras la aprobación del nuevo régimen de control —que busca evitar que se repitan los excesos anteriores—, necesita la autorización de la comisión permanente de la entidad para ir "donde quiera que vaya" y con unos gastos tan restrictivos que le exigen el “tener que viajar en el AVE en turista”. Tras el asombro de los periodistas Moliner ha matizado que no le importa el no viajar en preferente aunque no da la mejor imagen. "¡El presidente del Tribunal Supremo! Se lo imaginan ahí en turista, pues yo voy en turista porque no puedo ir en business. Es excesivo", ha comentado Moliner. Y agrega que se han eliminado los viajes del fin de semana: "Ya no hay semana caribeña".

En cuanto a sus relaciones institucionales, ha señalado que tiene "buen entendimiento" con el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con quien ha dicho que no imaginaba que iba a tener una comunicación "tan positiva como está siendo".

Según Moliner, la Generalitat de Catalunya tiene “poco margen” para llevar a la práctica el pacto alcanzado por CiU y ERC para convocar un referéndum independentista en 2014. El presidente del CGPJ ha recordado que la Constitución es la que marca las reglas de juego para ese tipo de convocatorias y si no se cumplen esos requisitos sería "ilegal", pero ha reiterado que habrá que ver “cómo lo interpreta el Gobierno y el Tribunal Constitucional”.

Sobre la protesta de los jueces y su derecho a la huelga, Moliner no lo comparte: “Un poder del Estado en huelga, no lo veo”.

Tasas judiciales

Moliner considera que los más afectados por las nuevas tasas judiciales impuestas por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, —que entraron en vigor esta semana y que han unificado al sector judicial contra Gallardón— son la clase media, “los que están en medio, que no son ni ricos ricos ni pobres pobres”. Según el presidente del CGPJ, el problema no es tanto en que haya tasas sino en el quantum de esa tasa. “Puede ser que en algún caso concreto, en algún pleito concreto y en alguna situación concreta la tasa prevista pueda ser disuasoria hasta el punto de que haya alguien que no pueda litigar”, ha comentado Moliner. "No sé hasta que punto puede reducir la litigiosidad, en principio, parece que sí, pero ya lo veremos" ha dicho.

El magistrado ha reiterado la postura del Tribunal Constitucional de que las tasas "solo serían inconstitucionales si limitara gravemente" el acceso a la Administración de Justicia, por lo que habrá que ver su aplicación "caso por caso". 

La Comisión de Estudios e Informes del Poder Judicial que estudia la constitucionalidad de algunas medidas del nuevo Código Penal ha solicitado al Ministerio una prórroga para poder seguir estudiando el documento por considerar que no había tiempo suficiente para revisar.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS