155 detenidos y 77 heridos, entre ellos un menor, en la jornada de huelga

Un chico de 13 años resulta golpeado en una carga policial en Tarragona

Enfrentamientos en el paseo del Prado de Madrid, anoche.
Enfrentamientos en el paseo del Prado de Madrid, anoche. ALBERTO MARTÍN (EFE)

Cargas, enfrentamientos, heridos y detenciones jalonaron la jornada de huelga general. El fuerte despliegue policial que acompañó las protestas acabó con la detención de 155 personas, según han contado a Efe fuentes del Ministerio del Interior. Muchas de ellas acusadas de daños, desórdenes y atentado a la autoridad, y también con 77 heridos, entre ellos un adolescente de 13 años golpeado en la cara con una porra durante una carga en Tarragona. En la anterior convocatoria fueron arrestadas 196 personas.

Los padres del menor anunciaron que emprenderán acciones legales por la agresión de los Mossos d’Esquadra. Según el relato de la madre a la agencia Efe, participaban junto al chaval en una manifestación “pacífica” por Tarragona cuando se encontraron en medio de una carga para disolver un piquete frente a El Corte Inglés. Tras escapar a la carrera en varias ocasiones, el niño fue finalmente alcanzado por los agentes. Tuvo que ser trasladado en un coche particular a un hospital, puesto que, según el relato de la madre, los agentes no permitieron que accediera una ambulancia a la zona. Allí recibió cuatro puntos de sutura y fue dado de alta. Uno de los agentes pidió disculpas a la familia, según la madre.

En un comunicado, la policía autonómica explicó que el golpe se debió al “rebote” de la porra de un agente en la mochila de un manifestante contra el que cargaba “en defensa propia” tras “haber actuado violentamente”.

Los principales problemas se dieron en los medios de transporte, en los que muchos huelguistas intentaron que no salieran los autobuses ni los metros que cumplían los servicios mínimos. En Madrid, los mayores incidentes se produjeron por la noche tras la manifestación y a primera hora en las cocheras de los autobuses municipales de Fuencarral, tras los que hubo dos detenidos, acusados de resistencia a la autoridad.

Otro arresto se produjo en la A-66, la vía que une las localidades asturianas de Ujo y Mieres, cuando un grupo de manifestantes cortó la carretera con la quema de neumáticos. Desde una zona elevada comenzaron a lanzar piedras y artefactos pirotécnicos. Uno de estos entró en el furgón policial y provocó aturdimiento e inhalación de humo a dos guardias civiles que estaban dentro. Posteriormente, los agentes detuvieron a uno de los supuestos participantes en la revuelta.

Los altercados en Gijón se saldaron con cuatro huelguistas detenidos y siete policías municipales heridos de carácter leve en un enfrentamiento producido en la avenida de la Costa y la plaza de Europa, en los que se volcaron contenedores y hubo destrozos en el mobiliario urbano.

Dos personas —un hombre y una mujer— fueron detenidas en Vallecas acusadas de llevar material para hacer dos artefactos explosivos. Se les incautaron dos botellas de líquido inflamable, otras dos de gas, clavos, tornillos y un petardo, según informó una portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Fueron trasladadas a la Brigada Provincial de Información y anoche estaban a la espera de ser interrogados.

La apertura de los grandes centros comerciales también fue motivo de enfrentamiento entre huelguistas y policía. En Tarragona, tres jóvenes —dos chicos y una chica— fueron imputados por los Mossos d’Esquadra después de que agentes cargaran a mediodía contra un piquete de unas 200 personas que pretendía que cerrara El Corte Inglés. Los antidisturbios de los mossos cargaron contra los concentrados, en su mayoría jóvenes encapuchados que habían cruzado contenedores por el camino. Hubo lanzamiento de planchas metálicas y vidrios.

En Madrid, durante el día, los principales altercados se vivieron en la Gran Vía, en la calle de Preciados y en la Puerta del Sol a las diez de la mañana. La policía intervino con cargas cuando algunos piquetes quisieron impedir que algunos comercios iniciaran su actividad habitual. Los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP, antidisturbios) la emprendieron a porrazos para que los sindicalistas y estudiantes concentrados no cortaran la circulación. Antes de que los disturbios se extendieran de noche, los momentos con mayor tensión ocurrieron sobre las dos de la tarde en la plaza de Cibeles, cuando se produjeron diversos enfrentamientos. Se registraron 15 heridos, de los que seis eran policías. Todos recibieron el alta en el lugar.

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS