_
_
_
_

Los grandes sindicatos buscan más aliados para pelear contra los recortes

CC OO y UGT justifican la "huelga de autodefensa" ante la "demolición" del Estado de bienestar "Es necesaria por el futuro no ya de nuestros hijos sino de nuestros nietos", dice Pilar Bardem

Manuel V. Gómez
El músico Miguel Ríos durante su intervención hoy en un acto en el Ateneo de Madrid de apoyo a la huelga general.
El músico Miguel Ríos durante su intervención hoy en un acto en el Ateneo de Madrid de apoyo a la huelga general.VÍCTOR LORENA (EFE)

Desde que comenzaron a preparar la huelga general del próximo día 14. Una, los sindicatos han querido ensanchar la base de la protesta y la reclamación de un referéndum contra las medidas del Gobierno. Lo dijeron el mismo día que la presentaron oficialmente, cuando llamaron a una huelga de consumidores. Ayer el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, fue más allá: “O los sindicatos se alían con otros sectores sociales [...] o tenemos la pelea perdida”. No hablaba solo de la huelga general. Lo hacía de su lucha contra los recortes —“el Estado de Bienestar está siendo demolido a ojos vista”, dijo poco después—, una lucha que su sindicato, UGT, USO y el resto de convocantes ven a largo plazo, “el día 14 no se acaba nada, esta carrera es un maratón”.

También el líder de UGT, Cándido Méndez, cree que los sindicatos necesitan apoyo. “Esto [en referencia a los recortes] afecta a todos”. Por eso en la Cumbre Social se rodearon de unas 150 organizaciones representativas de colectivos muy distintos. “No estamos ante una huelga general al uso, estamos ante una huelga de autodefensa general”, clamó el secretario general de UGT en un acto organizado ayer en el Ateneo de Madrid por los convocantes del paro del miércoles en el que recibieron el apoyo de escritores, profesores de universidad, actores, arquitectos o bailarines.

¿Cómo quieren las centrales que se plasme la huelga social? “Que el miércoles salgan a la calle los seis millones de parados que no pueden hacer huelga. Y que salgan los nueve millones de pensionistas”, pidió Toxo, que recordó que el miércoles habrá huelgas y protestas en toda Europa. Algo similar reclamó Julio Salazar, líder de USO: “Tenemos que pararlo todos”.

En el evento de ayer, que comenzó con un minuto de silencio por los desahuciados, participaron muchos de quienes apoyan tradicionalmente a los sindicatos en sus convocatorias. Abrió el turno de intervenciones el cantante Miguel Ríos. Le siguieron los sociólogos Begoña Marugán y Juan José Castillo; los escritores Luis García Montero; el teólogo Juan José Tamayo y Juan José Millás o la actriz Pilar Bardem. También se adhirieron en un vídeo Pedro Almodóvar, Juan Diego Botto, Tristán Ulloa, Carlos Bardem, Alberto San Juan, Almudena Grandes y Eduardo Mendicutti.

“Esto es una guerra. Sí que hay lucha de clases. Sigue habiéndola”, clamó Pilar Bardem. Le había precedido Juan José Millás: “Nunca ha estado tan justificada una huelga general, ni ha sido tan difícil de llevar a cabo”. Después de ellos, habló el economista Santos Ruesga. “La crisis es consecuencia del incremento de la desigualdad”, analizó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Manuel V. Gómez
Es corresponsal en Bruselas. Ha desarrollado casi toda su carrera en la sección de Economía de EL PAÍS, donde se ha encargado entre 2008 y 2021 de seguir el mercado laboral español, el sistema de pensiones y el diálogo social. Licenciado en Historia por la Universitat de València, en 2006 cursó el master de periodismo UAM/EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_