Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España retirará el 75% de sus tropas de Afganistán antes de 2014

El grueso del repliegue se realizará entre la primavera y el otoño del año próximo

España retirará al menos el 75% de los 1.500 soldados desplegados en Afganistán antes del 31 de diciembre de 2013, si se cumplen los planes del Estado Mayor de la Defensa. Aunque el relevo del actual contingente, que se inicia mañana con la llegada de los primeros efectivos de la Brigada Ligera Aerotransportable (Brilat), supondrá ya una primera reducción del 10%, el grueso de la retirada tendrá lugar entre la primavera y el otoño del año que viene, según los mandos militares.

Está previsto que los dos puestos de combate avanzado de Ludina y Moqur se cedan al Ejército afgano entre enero y abril de 2013, mientras que la principal base de las tropas españolas, en Qala-i-Naw, capital de la provincia de Badghis, se evacuará en octubre; e incluso en verano, si las circunstancias lo permiten.

Los planes iniciales preveían que solo el 40% de los soldados saliera en 2013 y que el restante 50% permaneciera hasta el fin de la ISSAF (Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad), en diciembre de 2014. Sin embargo, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ya sugirió que este calendario podría acelerarse de forma significativa.

Los soldados españoles se replegarán desde Ludina y Moqur a Qala-i-Naw y, desde esta última ciudad, a Herat, la base de apoyo de la OTAN en el oeste de Afganistán, bajo mando del coronel español del Ejército del Aire Carlos de Palma, pero en esta última solo se quedarán unos 15 días, mientras preparan el material para su repatriación. Así, en enero de 2014 solo quedarán en Afganistán unos 350 soldados concentrados en Herat.

La cifra podría ser incluso menor si regresan en noviembre de 2013 los destacamentos aéreos (un avión de transporte Hércules, seis helicópteros de transporte y evacuación médica y aviones no tripulados), como está planeado, pero la decisión aún no es definitiva y dependerá de cuál sea la contribución a la nueva IMAT (Misión Internacional de Asesoramiento y Entrenamiento) de la OTAN, que sustituirá a la ISAF en 2014.

Para apoyar el repliegue, Defensa reforzará en diciembre con tres nuevos aparatos el destacamento de helicópteros de transporte de Herat. Los tres Cougar seguirán adscritos al mando regional oeste de la OTAN, pero los tres Chinook quedarán responsabilidad nacional. Estos últimos helicópteros, con capacidad para cargar hasta diez toneladas, serán fundamentales para facilitar la evacuación de Badghis, especialmente si hay problemas con la ruta terrestre, que debe atravesar el conflictivo puerto de montaña de Zabzak.

Defensa ha reservado en Herat entre 15.000 y 20.000 cuadrados de superficie para almacenar material y dispone de alojamiento para más de 1.000 militares. Además de los que estén en tránsito, el personal logístico se reforzará con unos 200 efectivos en el momento álgido del repliegue. Se estima que será preciso transportar entre 500 y 800 contenedores y más de 200 vehículos.

España ha negociado un acuerdo con los Emiratos Árabes Unidos (EUA) para utilizar este país del golfo Pérsico como escala en el repliegue. De momento, sin embargo, para el envío de vehículos que ya no se necesitan en la zona (medio centenar de todoterrenos Anibal y camiones) se está utilizando la llamada vía del norte: de Herat en avión hasta Bakú (Azerbayán), luego por carretera hasta Poti (Georgia) y finalmente en barco mercante hasta Valencia. La ruta más directa, por carretera hasta Karachi (Pakistán), se ha descartado hasta ahora porque no se considera segura. También se aprovecharán los vuelos de los Antonov que traerán los tres nuevos helicópteros para mandar directamente a España material especialmente sensible.