Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cosidó asegura que el Gobierno estudia que sea delito manifestarse embozado

Considera perjudicial para el ciudadano el alto número de concentraciones

Afirma que impedir manifestarse con el rostro cubierto es propio de grupos minoritarios

Cosidó, durante un acto con la policía en enero.. Ampliar foto
Cosidó, durante un acto con la policía en enero.. EFE

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha asegurado que el Gobierno está estudiando que el Código Penal contemple como delito manifestarse con el rostro cubierto, una medida que, ha dicho, pretende frenar a los "grupos absolutamente minoritarios" que ejercen la violencia "especialmente contra la Policía". En una entrevista en ABC Punto Radio recogida por Europa Press, Cosidó ha asegurado que "cualquier reforma" del Código Penal que persiga la violencia en las manifestaciones "será más que bienvenida".

"Lo que está estudiando el Gobierno en estos momentos", ha explicado, es actuar contra "aquellas personas que se manifiestan con el rostro absolutamente cubierto o con materiales absolutamente inapropiados, causando decenas y decenas de policías heridos por el ejercicio de esa violencia".

Cosidó ha defendido el "difícil equilibro" de la Policía entre el derecho a manifestarse y la libertad de movimiento, "garantizando siempre la seguridad", en grandes concentraciones como la celebrada en Madrid el pasado 25-S por 'Rodea el Congreso'.

"En las manifestaciones que hemos visto últimamente hay un buen número de ciudadanos que se manifiestan pacíficamente, y tienen todo el derecho a hacerlo", ha argumentado Cosidó, "pero también hay grupos absolutamente minoritarios que muchas veces aprovechan para ejercer una violencia, especialmente contra la Policía, que resulta absolutamente inadmisible".

El director general de la Policía ha defendido que este Cuerpo actuó en las manifestaciones que siguieron al 25-S "con absoluta proporcionalidad" en una situación, ha dicho, en la que se "intentó condicionar el normal funcionamiento del Congreso".

En este sentido, ha dicho que la intervención de algunos agentes en la estación de Atocha está todavía abierta y que, a su término, se informará a la opinión pública. "La Policía siempre evalúa sus acciones, si hubo un error puntual hay mecanismos para corregirlo", ha explicado.

Cosidó se ha referido también al auto del juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz en el que relacionó la manifestación del 25-S con la "decadencia" de la clase política para sostener que es "muy importante que las instituciones del Estado no generemos problemas". "Acatando el auto, hay expresiones que creo que no son apropiadas", ha señalado.

El director de la Policía ha opinado que el número de manifestaciones que se desarrollan a diario en Madrid perjudica a los "ciudadanos normales". "Tiene un coste para los ciudadanos normales, aquellos que no se manifiestan y quieren desarrollar su vida con total normalidad", ha argumentado.