El exjefe de Canal9: los regalos de El Bigotes eran “los normales entre amigos”

García Gimeno asegura que la relación que le une a Álvaro Pérez es estrictamente personal

El exdirector de RTVV Pedro García Gimeno, a su salida hoy de la Audiencia Nacional.
El exdirector de RTVV Pedro García Gimeno, a su salida hoy de la Audiencia Nacional.J.J. Guillén (EFE)

El exdirector de la Radio Televisión Valenciana (RTVV), Pedro García Gimeno, ha asegurado hoy que conoce a Álvaro Pérez, El Bigotes, desde los años 90 y que la relación que le une a él es "estrictamente personal". García Gimeno, acusado de amañar a favor de la trama Gürtel el contrato de sonorización de la visita del Papa a Valencia en julio de 2006, ha añadido que los regalos que recibió de El Bigotes fueron "los normales de una relación de amistad de muchos años".

García Gimeno ha dicho esto a su salida de la Audiencia Nacional, donde había estado cerca de tres horas declarando ante el juez Pablo Ruz. Allí le esperaban un grupo de trabajadores de Canal 9, que al verle salir han empezado a gritar "farlopero", "ladrón" y "Gimeno, trilero, devuélvenos el dinero".

El exdirector de RTVV ha negado que los regalos en cuestión sirvieran para manipular la adjudicación de la sonorización de la visita del Papa. Ha señalado además que él no fue el responsable de esa adjudicación ya que se limitó a aprobar la propuesta de la mesa de negociación.

La ganadora del contrato fue la constructora Teconsa, relacionada con la trama corrupta y sin experiencia en temas de sonido. Como adjudicataria, esta empresa recibió 7,4 millones de euros, aunque la colocación de pantallas y altavoces a lo largo del recorrido de Benedicto XVI por las calles de Valencia, que subcontrató con otras empresas al no tener capacidad real para hacerlo, solo le costó 3,2 millones, según la propia contabilidad de la red Gürtel.

Más información
Los trabajadores de RTVV paran contra el expolio de la empresa
El juez imputa al exjefe de Canal 9 por blanqueo de dinero y delito fiscal

La Fiscalía Anticorrupción considera que esa adjudicación se produjo “al menos parcialmente” gracias a los regalos en forma de trajes, vehículos y entregas de dinero en metálico que García Gimeno, entonces director del ente público autonómico, habría recibido del entorno de Francisco Correa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El empresario Óscar Fagio, uno de los responsables de las compañías que prestaron el servicio, aseguró ayer ante el juez Ruz que entregó 88.000 euros al número dos de Correa, Pablo Crespo, para hacerse con la subcontrata de la sonorización del evento. Fue la primera declaración que demostraría el amaño del contrato a favor de la trama.

Trabajadores de RTVV protestan a las puertas de la Audiencia

CONCENTRACIÓN DE TRABAJADORES DE LA RTVV ANTE LA AUDIENCIA NACIONAL DONDE HOY DECLARA PEDRO GARCÍA
CONCENTRACIÓN DE TRABAJADORES DE LA RTVV ANTE LA AUDIENCIA NACIONAL DONDE HOY DECLARA PEDRO GARCÍA

Aprovechando la declaración ante el juez del exdirector de RTVV Pedro García Gimeno, una treintena de trabajadores del ente público autonómico se ha concentrado esta mañana junto a la sede de la Audiencia Nacional. Venidos desde Valencia, estos empleados se han concentrado para exigir a la Generalitat la paralización de "cualquier despido" en la radiotelevisión valenciana hasta que García Gimeno devuelva todo el dinero que "saqueó".

El presidente del comité de empresa, Vicent Mifsud, ha denunciado que durante el fin de semana de la visita papal se gastaron 14 millones de euros, una cantidad que, ha dicho, equivale al "salario anual de 400 trabajadores". Mifsud ha instado al Gobierno autonómico a investigar la gestión del ente en los últimos años porque "no puede ser que la consecuencia de tener unos malos gestores que tienen que responder ante la justicia sea que muchos trabajadores vayan a la calle".

RTVV cuenta actualmente con unos 1.800 trabajadores y acumula una deuda cercana a los 1.065 millones de euros.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS