Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EMBAJADA ESPAÑOLA EN EE UU

Margallo dice que el nombramiento de Trillo en Washington “no está resuelto”

Malestar en Exteriores por la filtración de que el exministro será el jefe de la legación en EE UU

Federico Trillo, en primer término, junto a Mariano Rajoy. Ampliar foto
Federico Trillo, en primer término, junto a Mariano Rajoy.

El nombramiento de Federico Trillo como nuevo embajador de España en Washington "no está resuelto", según ha dicho este mediodía el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo. La agencia Europa Press adelantó esta mañana que el expresidente del Congreso y exministro de Defensa sería nombrado "en las próximas semanas" embajador en EE UU, citando "fuentes solventes". La decisión, según dichas fuentes, se tomó a principios de enero tras una conversación entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el propio Trillo, lo que llevó a este último a visitar unos días Londres para "realizar un curso intensivo para mejorar y recuperar su inglés".

La filtración del nombramiento ha causado fuerte malestar en Exteriores, ya que ni siquiera se ha pedido el plácet al Departamento de Estado, lo que constituye un trámite imprescindible en los usos diplomáticos. Preguntado al respecto, García-Margallo ha recurrido a la ironía y ha recordado la respuesta que le dio Franco a un general que le dijo haber oído que iba a ser nombrado ministro. "Pues yo no he oído nada", le contestó quien tenía poder absoluto para hacerlo.

El nombramiento de Trillo se da por absolutamente seguro en fuentes del PP, a falta de que se oficialice, informa Carlos E. Cué. Se trata de un pago por los servicios prestados, tanto en la defensa de los acusados en la trama de corrupción Gurtel como en su tarea de buenos oficios ante el expresidente la Generalitat valenciana Francisco Camps para conseguir su dimisión. Desde que Rajoy lo dejó fuera del Gobierno, se había especulado con diversos cargos en los que podría encontrar acomodo Trillo.

En cambio, a García-Margallo esta decisión le deja en mal lugar, pues este prometió reservar las embajadas a diplomáticos de carrera, al contrario de lo que hizo el PSOE en muchos casos, salvo en contadas excepciones, referidas a “personas extraordinarias en circunstancias extraordinarias”. A este respecto, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha defendido la propuesta y ha afirmado que una cosa es lo que hizo el Gobierno de José Rodríguez Zapatero, que a tres meses de las elecciones “nombró embajadores por doquier” a personas sin la carrera diplomática, y otra cosa es que no puedan estar personas con una trayectoria dilatada y adecuadas para el puesto, informa Isabel Pedrote.

Se da la circunstancia de que el jefe de la diplomacia española tiene previsto reunirse el sábado en Múnich (Alemania) con la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, y supone una descortesía que esta se entere por la prensa del nombre del nuevo embajador. Margallo ha inisistido en que el único nombramiento resuelto es el del nuevo embajador en Pretoria (Sudáfrica). Aunque él no lo ha citado, se trata del diplomático Juan Sell, que el pasado viernes fue sustituido por Alberto Carnero al frente del Gabinete del ministro.

Más información