Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La acusación popular asegura que Camps y Costa "mienten" sobre los trajes

La fiscalía desgrana los 18 motivos por los que se debería condenar al expresidente

Francisco Camps, durante la segunda jornada del juicio contra él y Ricardo Costa.
Francisco Camps, durante la segunda jornada del juicio contra él y Ricardo Costa. EFE

Las acusaciones han concluido sus informes sobre cómo, a su entender, el expresidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps y el ex secretario del PP valenciano, Ricardo Costa, recibieron prendas de vestir como regalo de las sociedad de la trama corrupta Gürtel.

La acusación popular ha utilizado para exponer su informe final un novedoso y didáctico método ante un tribunal de jurado con el que, utilizando medios informáticos proyectados en la pantalla que se encuentra en la sala, ha hecho un repaso por los documentos (tiques de encargo, hojas de pedido, de confección y documentos de pago), ha ido apoyando su relato. Además, el letrado, Virgilio Latorre, ha intercalado fragmentos de los testigos que han pasado por el juicio, con especial hincapié en los empleados de Milano y Forever Young, las dos tiendas de las que, presuntamente, salieron los regalos.

Así, se ha podido volver a oír, por ejemplo, el testimonio de la cajera de una de las tiendas que relató cómo Camps fue un día al establecimiento pero no pagó nada.

El abogado de la acusación popular ha afirmado además que el expresidente y Ricardo Costa no pagaron "absolutamente nada" y que ambos “mienten” al mantener que pagaron las prendas. "Camps nos ha mentido en muchas ocasiones”, ha asegurado Latorre, quien ha rechazado la teoría de la conspiración que depende Camps y que, según dijo “es un disparate que repugna el sentido común".

Por la mañana, la fiscalía había desgranado en su informe los 18 motivos por los que, según dijo, el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, debería ser condenado por un delito de cohecho impropio, del que está acusado también el ex secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa.

Los cuatro primeros hacen referencia a los documentos de encargos, confección, de pago de las prendas y del envío de las mismas a Valencia. Todos ellos son documentos que están incluidos en la causa y que acreditan que las prendas se encargaron, se confeccionaron, se pagaron por empresas de la trama y se remitieron a la sede de Orange Market en Valencia y al domicilio de Álvaro Pérez, El Bigotes. Según la fiscalía, el quinto de los motivos es que las compras “se disfrazaron con conceptos que tenían conceptos falsos para ocultar para quienes eran las compras”, explicó en referencia a las facturas que, según los empleados de las tiendas, Orange Market pidió que se alteraran con el objetivo de desgravárselas.

Los tres siguientes motivos, hasta el octavo, hacen referencia a los testigos que han pasado por el juicio. La fiscalía ha hecho distinción entre los que han expuesto un relato que concuerda entre ellos y con la documentación (la mayoría de los empleados de las tiendas), los testigos que están imputados en otras causas derivadas de Gürtel “y por lo que tienen un conflicto de intereses” (Correa, Crespo y El Bigotes, entre otros) y los que “desmienten los hechos porque tienen una situación comprometida por cuestiones laborales (por aquellos que aún dependen de alguno de los establecimientos de los que, presuntamente salieron los regalos). Los siguientes cinco motivos, tal como expuso la fiscal Miriam Segura, hacen referencia a los peritos, los de Hacienda (que certificaron que hubo encargos, confección y pagos), los que analizaron la caja B de Orange Market, en la que también existe un apunte para trajes, y los auditores de las tiendas de las que, presuntamente, salieron las prendas, Milano y Forever, que ratificaron que los trajes se pagaron.

La fiscal también ha hecho referencia a las escuchas telefónicas, cuya reproducción ha desvelado el compadreo entre los cabecillas de la trama y los acusados, y la preocupación de la red Gürtel cuando estalló el escándalo. Tamnbién ha hablado de los documentos intervenidos en los registros. El motivo 17, según ha señalado la fiscal, son las sentencias que condenan a Víctor Campos y Rafael Betoret, que estaban imputados en la misma causa y acabaron asumiendo los hechos. Y el 18, ha dicho, es que “loa acusados niegan los hechos pero las pruebas de descargo son escasas e insuficientes”.

"Hemos llegado hasta aquí y es su turno. Son los jueces de la causa y cada uno de ustedes es fundamental. Les pedimos que viendo las pruebas, sin odio ni afecto, como dice la ley, lleguen a su conclusión y valoren según su conciencia", ha concluido.

El juicio ha entrado en su recta final y únicamente falta que las defensas de los acusados expongan su informes y se le dé, por última vez la palabra a los acusados. Después, el jurado se retirará a deliberar.

 

Más información