Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los independentistas gallegos preparaban un atentado

Los detenidos tenían cuatro artefactos explosivos

Ampliar foto
Parte del material inacutado a los cuatros presuntos miembros del grupo independentista radical Resistencia Galega.

Los cuatro independentistas gallegos detenidos el miércoles en posesión de cuatro artefactos explosivos iban a atentar contra instalaciones de la Xunta, según primeras versiones sin confirmar. El delegado del Gobierno en Galicia, José Manuel Pose, admitió que preparaban una acción inminente, aunque aseguró “no poder decir” dónde iba a producirse. Una de las hipótesis señaló como posible objeto de atentado el XIV Congreso Estatal de Voluntariado, en A Coruña, que ayer clausuraron los Príncipes de Asturias. “Iban a hacerlo ayer [miércoles], en dónde no lo sabemos”, insistió Pose.

La operación que permitió las detenciones fue realizada en el marco del dispositivo especial montado para impedir posibles atentados con motivo de las pasadas elecciones generales y de la próxima celebración del Día de la Constitución.

En el peaje de Padrón de la autopista AP-9, en dirección de Vigo a Santiago, fue detenido Eduardo Vigo Domínguez, de 26 años, que transportaba en su coche tres artefactos explosivos “de gran potencia” y con un peso aproximado de 5,8 kilos, según informó la policía. En Vigo fueron detenidos Roberto Rodríguez Fiallega, de 33 años; Jessica Rodríguez Rodríguez, de 26, y Catalina Alonso Rodríguez, de 34 años.

En los domicilios y locales utilizados por los detenidos, en Santiago y en Vigo, la policía localizó una olla exprés cargada con más de tres kilos de explosivos y dispuesta ya de un temporizador. También fueron intervenidos en los registros cuatro ordenadores y otro instrumental informático, así como varias bengalas de señales, 3.150 euros en efectivo, pelucas y diverso material documental. A los detenidos se les relaciona con Resistencia Galega, una organización de perfiles difusos que se nutriría de otras organizaciones independentistas más afirmadas.

La policía mantuvo ayer vigilados durante todo el día los centros sociales que habitualmente frecuentan personas de la órbita independentista, ubicados sobre todo en Santiago y Vigo, e impidió el acceso a los mismos.

Los cuatro independentistas fueron trasladados ayer a las dependencias policiales de Canillas, en Madrid, hasta pasar a disposición de la Audiencia Nacional, que coordina la operación en la fueron apresados. Están acusados de tenencia de artefactos explosivos con fines terroristas, estragos en grado de tentativa y pertenencia a organización terrorista. Probablemente hasta el lunes no presten declaración ante el juez Eloy Velasco, titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, al que ha correspondido la investigación.