Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Enhorabuena, Nacho: por fin puedes ser lo que no me has dejado ser a mí”

Fuentes presentes en la reunión relatan la tensa escena en la que Aguirre destituyó a Granados

Ampliar foto
Francisco Granados y Esperanza Aguirre.

La presidenta regional convocó ayer a la dirección del PP de Madrid a tardines. Cuando Francisco Granados llegó al despacho de Aguirre en la sede del partido en la calle de Génova el resto de compañeros abandonaron el despacho, según fuentes presentes en la reunión que relataron la tensa escena en la que Aguirre destituyó a Granados.

— Paco, pasa a mi despacho. He decidido que voy a destituirte como secretario general, por pérdida de confianza. Imagino que te lo esperabas, ¿no?

— No, presidenta. ¿He dicho algo que no te ha gustado? ¿Te han contado que he dicho algo?

— La confianza es una cuestión de percepciones.

— Llevo siete años partiéndome la cara por ti y por el partido y no me lo esperaba.

— Has trabajado mucho, pero en esta nueva situación, con el PP en el Gobierno, necesito una persona de confianza.

Aguirre le preguntó entonces si pensaba hablar en el comité regional y le insistió en qué iba a decir. Granados no soltó prenda. En su intervención, tras agradecer a Aguirre su confianza estos años, dijo: “Quiero dar la enhorabuena a Nacho González, porque por fin vas a poder ser lo que has ejercido durante estos años y no me has dejado ser a mí, secretario general”.

Más información