_
_
_
_

El momento clave de la vida del partido

EI congreso es el órgano soberano del partido y marca el futuro de la formación En el último celebrado, Zapatero obtuvo casi un cheque en blanco, con el voto del 98,5%

José Antonio Griñán interviene en el 38º Congreso del PSOE.
José Antonio Griñán interviene en el 38º Congreso del PSOE.Juan Ferreras (EFE)

El congreso federal es uno de los momentos clave de la vida interna del partido. Normalmente se celebra entre el tercero y el cuarto año desde la última reunión del órgano soberano del PSOE. El último, el XXXVII, se celebró a principios de julio de 2008. Casi un cheque en blanco recibió entonces José Luis Rodríguez Zapatero, al que votaron el 98,5% de los delegados.

El congreso que ha comenzado hoy es un Congreso ordinario, es decir, organizado en el plazo ordinario previsto por las normas internas del partido. Se habla de congreso extraordinario cuando se convoca fuera de este plazo, en circunstancias especiales, si lo decide el comité federal, la comisión ejecutiva federal o lo soliciten las mitad más uno de los militantes.

¿Qué hace el congreso?

Más información
38 Congreso del PSOE
Los dirigentes socialistas llaman a la unidad ante las próximas elecciones
El congreso del PSOE arranca sin un claro favorito para ganarlo

El órgano define los principios y fija los programas del partido, establece su línea política y señala su estrategia; debate y juzga la gestión de la comisión ejecutiva federal y del resto de órganos federales, y elige la comisión ejecutiva federal y el resto de órganos federales a excepción del comité federal, del que solo elige una parte.

¿Quiénes lo forman?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las delegaciones elegidas en los congresos provinciales e insulares, cuyo número viene determinado por el número de militantes, además de una delegación de Juventudes Socialistas, con voz y voto, y una delegación de cada una de las organizaciones sectoriales, con voz y voto, salvo para el control de la gestión de los órganos federales y la elección de sus integrantes. A este congreso asisten un total de 956 delegados.

¿Qué ocurrió en los congresos anteriores?

Desde la democracia, quedan como memorables los dos congresos que el PSOE celebró en 1979. El primero, en marzo, cuando tras ver rechazada la propuesta de renunciar al marxismo como ideología oficial del partido, el entonces secretario general Felipe González, presentó su dimisión, para volver a ser elegido a la cabeza del partido en el sucesivo congreso extraordinario, celebrado en septiembre y que aprobó la propuesta rechazada seis meses antes.

Un momento clave fue también el XXXIII Congreso, en 1994, que marcó la victoria de los renovadores frente a los guerristas, dos corrientes internas de los socialistas, y el fin del poder del Alfonso Guerra en el partido.

Otro cenit lo marcó el Congreso de julio de 2000, cuando con el 90,2% de los votos emitidos, los delegados aprobaron la dirección de renovación y consenso confeccionada por José Luis Rodríguez Zapatero, que se impuso a los otros tres candidatos José Bono, Rosa Díez y Matilde Fernández.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_