Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero convoca un congreso ordinario en la primera semana de febrero

Rubalcaba: "Tenemos un proyecto sólido para la oposición"

"Creo que los españoles saben que teníamos todo el viento en contra", ha dicho el presidente

La dirección socialista ha analizado los resultados electorales esta mañana

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado, tras la reunión de la Comisión Ejecutiva del partido, que el Comité Federal de su partido se reunirá el sábado para ratificar la convocatoria de un "congreso ordinario para la primera semana de febrero" porque "corresponde que el partido afronte una nueva etapa". El candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, había pedido ese cónclave anoche cuando compareció solo tras la debacle. Zapatero ha llevado la propuesta de celebrar un congreso a la dirección de su partido, que la ha asumido por unanimidad, y que el comité federal ratificará el sábado, como es obligatorio. En la reunión matutina no se ha hablado de candidatos a liderar el PSOE.

La Comisión Ejecutiva, que esta mañana ha analizado los resultados, los considera "negativos, malos", ha reconocido Zapatero en su comparecencia ante la prensa, tras  este "primer análisis" en la sede de Ferraz, en Madrid. El líder del PSOE ha justificado los peores resultados desde la Transición (110 diputados, 59 menos que en 2008) por la nefasta coyuntura económica: "Creo que los españoles saben que teníamos todo el viento en contra en estas elecciones".

Zapatero ha insistido en esa línea al decir "afrontamos la peor crisis económica" de la democracia y añadir que la crisis ha "obligado al Gobierno a tomar difíciles decisiones". El Gobierno socialista hizo en mayo de 2010 un durísimo recorte a instancias de la UE. "Puede sonar exculpatoria" la explicación, ha admitido el líder del PSOE. "Hay momentos en la vida política donde un Gobierno procura poner los intereses generales por delante de los intereses de partido", ha asegurado para dejar claro que eso han hecho durante esta legislatura y ha prometido que el PSOE hará lo mismo desde la oposición.

Preguntado por su relación con el candidato Rubalcaba, Zapatero ha destacado que tienen "una relación excelente". 

Nadie en la reunión ha propuesto la celebración de un congreso extraordinario en vista de que al PSOE le correspondía celebrar ya uno de manera ordinaria para el que tiene de plazo hasta julio, algo que ha recordado el secretario general: "Estamos en el plazo para que se celebre congreso ordinario". Zapatero ha dicho que sería un "sinsentido" hacer una convocatoria extraordinaria y ha defendido que la fecha más temprana para poder celebrarlo es a primeros de febrero. Y cuando le han preguntado si algún miembro de la dirección se ha postulado, ha insistido en que los acuerdos se han tomado por unanimidad. 

Durante esta mañana, la Ejecutiva Federal del PSOE ha analizado los porqués de su derrota, seguramente con alguna dosis de autocrítica y sugerencias para orientar su futuro. Aunque estaba previsto que los 37 miembros de ese órgano de dirección tomaran la palabra, incluido el candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, vocal de ese órgano, se esperaba que el secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, marcara la pauta. Rubalcaba ha asumido, ante sus compañeros de la dirección, el mal resultado electoral del domingo, pero también para defender el proyecto del PSOE para la legislatura que empieza: "Tenemos un proyecto sólido para la oposición", ha dicho, según fuentes de la dirección socialista, informa Europa Press.

El PSOE está en plazo para convocar un cónclave ordinario. Al partido le corresponde celebrarlo en un plazo que concluye el próximo julio. El candidato Rubalcaba anoche mismo pidió al secretario general que "convoque cuanto antes el congreso" de acuerdo con "los estatutos y los plazos establecidos".

De entrada no hay ni se esperan dimisiones. El candidato no tiene cargo orgánico alguno, por tanto, de nada puede despojarse, ya que dejó de ser miembro del Gobierno hace un trimestre, cuando optó por representar a su partido en las generales. En las víspera electorales se daba por seguro que el secretario general conduciría el proceso de su relevo, una apuesta en la que el presidente del PSOE, Manuel Chaves, ha insistido esta misma mañana.

Más información