Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Si estuviera en Siria, no sé si seguiría vivo”

Según ACNUR, 68 sirios han pedido asilo en España durante este año. En 2010 fueron 19

Amer, de espaldas para no ser reconocido, en el centro de Madrid
Amer, de espaldas para no ser reconocido, en el centro de Madrid

"Te está buscando la policía secreta, es mejor que no vuelvas a Damasco”. Una llamada de un amigo realizada desde el Líbano alertó a Amer (Damasco, 1981) cuando se encontraba realizando una beca de dos semanas en Barcelona. Ya había sido detenido en una ocasión en Siria por participar en protestas contra el régimen de El Asad por lo que, tras meditarlo, este trabajador social decidió quedarse en España y solicitar asilo político. Como él, 68 sirios han pedido protección asistida en nuestro país en lo que va de año, frente a los 19 que lo hicieron en 2010, según los datos de ACNUR.

“Si estuviera ahora en Siria, no sé si seguiría vivo”, comenta este sirio de origen palestino, que llegó a España para colaborar con la ONG Médicos Sin Fronteras. “Tampoco sé si estaría libre o en prisión”, continúa, “pero lo que es seguro es que no me quedaría metido en mi casa, sino que estaría haciendo lo que solía hacer, es decir, protestando en la calle”. Por eso, la llamada de un amigo, que se encontraba en Beirut –desde donde las comunicaciones son seguras- lo alertó. “Me advirtió de que la policía secreta, conocida como Mujabarat, estaba tras mi pista, y preferí no arriesgarme a volver”. De hecho, ya fue arrestado anteriormente por sus actividades políticas y permaneció detenido durante cinco días. Por eso sabía que podía volver a pasar.

Su reacción en ese momento fue preguntar por las condiciones para residir legalmente en España. “No quiero ser ilegal”, afirma. Se desplazó a Madrid, donde reside un amigo de su país, y habló con un abogado para solicitar asilo político. Amer explica que han aceptado estudiar su caso, pero deberá aguardar al menos seis meses para saber si se lo conceden. Mientras tanto, está estudiando español y buscando algún voluntariado. No puede trabajar al no contar con permiso de trabajo.

Las peticiones de asilo de sirios se multiplican

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) explica que, de enero a agosto, 35 sirios han solicitado el asilo político en España. En septiembre –las cifras no son todavía oficiales- lo han pedido 33 más. El aumento respecto al año pasado es espectacular: en todo 2010, solo 19 personas de esa procedencia pidieron protección. Según las estadísticas de la Oficina de Asilo y Refugio, se les concedió esta condición a dos personas.

Sin duda, muchos tendrán historias similares a la de Amer, que ha sufrido la represión tanto en carne propia como en sus amigos y conocidos. "Han detenido a varios de mis amigos y a uno de mis primos", confiesa. Trata de contactar con algunos de ellos a través de Internet, especialmente con aquellos que pueden desplazarse en alguna ocasión al vecino Líbano, pero prefiere no hablar con su familia, porque las comunicaciones no son seguras.

"No sé lo que va a ocurrir en Siria en los próximos meses, porque el régimen sigue teniendo luz verde para actuar como lo está haciendo, atacando ciudades y masacrando a gente que se manifiesta pacíficamente", explica, tras admitir que también en Madrid ha participado en algunas protestas contrarias al régimen de El Asad. Reclama a la comunidad internacional que presione al Gobierno sirio para que deje de masacrar a su pueblo, mientras sigue esperando respuesta a su petición que le permita no volver a tener miedo de la policía secreta siria.