Rubalcaba cree que los ciudadanos no han decidido aún su voto para el 20-N

El candidato socialista ha defendido sus propuestas económicas y su estilo de campaña

Imagen de Rubalcaba durante el programa de TVE, '59 segundos'.
Imagen de Rubalcaba durante el programa de TVE, '59 segundos'.

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, le "fastidian mucho" aquellos que creen que los ciudadanos ya han decidido su voto para las elecciones generales del 20 de noviembre: "Se lo van a pensar, créanme, y harán muy bien", ha asegurado en su intervención en el programa de TVE59 segundos.

Rubalcaba no ha querido felicitarse, sin embargo, por ninguna victoria por adelantado: "Decir que voy a ganar me parece una falta de respeto con la gente, los partidos no somos dueños de los votos", ha reconocido. El candidato ha insistido en que, digan lo que digan las encuestas, él está en esta contienda para ganar, y aunque le gusta echar órdagos como jugador de mus no le agrada hacerlo en política. En este sentido, el dirigente socialista cifra buena parte de sus bazas para recuperar los votos del electorado en su "estilo de campaña", basado en escuchar y explicar. "Los españoles saben cómo están las cosas", ha dicho y se ha mostrado convencido de que van a "mirar más que nunca nuestras propuestas, convicciones y trayectoria". Rubalcaba pretende convencer a los votantes "con razonamientos" porque esta campaña, asegura, va a ser "más racional que visceral"

El exvicepresidente del Gobierno ha defendido en el programa las distintas propuestas electorales que ha ido desgranando a lo largo del verano, entre ellas la recuperación del impuesto de patrimonio y la aplicación de otro impuesto a la banca. Respecto de esta última medida ha destacado que ha estudiado los modelos similares que ya se han aplicado en Inglaterra o Francia y que "aplicará en España el que mejor funcione", para evitar que pueda repercutir en los clientes, como se ha asegurado.

El candidato ha destacado la importancia que el "debate fiscal" va a tener en las elecciones al que ha calificado de "muy clarificador y profundamente democrático". Rubalcaba ha mostrado su curiosidad por conocer cómo pretende el PP crear 3,5 millones de puestos de trabajo, tal y como anunció por la mañana el vicesecretario de Comunicación de los populares, Esteban González Pons, y ha advertido de que "en política no hay varitas mágicas. Solo hay trabajo y realismo". En esta línea él ha asegurado que no va a comprometerse con algo que no pueda cumplir.

Tampoco ha querido pronunciarse acerca de su futuro tras las elecciones. A la pregunta de qué hará si no gana, se ha limitado a señalar: "Siempre hay segunda parte, en la vida y en la política".

El exministro no solo ha hablado de política, también ha tocado temas personales. Acerca de la afición al deporte que comparte con su rival político Mariano Rajoy ha matizado: "Yo lo he practicado siempre y creo que él solo desde el graderío". También se ha confesado como un madridista "pacifista" y ha desvelado que los puros habanos son su único vicio confesable.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Rubalcaba ha reconocido que duerme entre seis y siete horas al día que desayuna un kiwi, un café y un cruasán, que paga siempre en efectivo y que nunca ha comprado por Internet. El candidato del PSOE también ha señalado que "cantaría" una chirigota a Teófila Martínez, su rival como cabeza de lista por Cádiz en las elecciones de 2008. Y, como químico que es, ha asegurado que no tiene química con José María Aznar. Tampoco ha leído la autobiografía de su oponente en las elecciones, Mariano Rajoy, aunque sí se ha aventurado a opinar que "seguro que no contiene ninguna sorpresa".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS