La decisión de Camps anula la admisión de culpa firmada por Campos y Betoret

El TSJ de Valencia no admite la conformidad si no es común a todos los procesados

Víctor Campos y Francisco Camps, en una imagen de archivo.
Víctor Campos y Francisco Camps, en una imagen de archivo.CARLES FRANCESC

La decisión del ya expresidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, de no acudir al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) a presentar su declaración de culpabilidad, y la posterior renuncia de Ricardo Costa a hacer lo mismo, anulan las firmadas, horas antes, por el exvicepresidente del Consell, Víctor Campos, y por el exjefe de gabinete de la Consejería de Turismo, Rafael Betoret. Así lo han indicado fuentes del TSJCV, que sostienen que no es posible una conformidad parcial, es decir, la culpabilidad asumida por solo dos de los cuatro procesados. Las mismas añaden que en el caso de que, finalmente, no sean los cuatro quienes presenten el escrito, las declaraciones presentadas hasta ahora “quedarán invalidadas”.

Esto supondría que al juicio, previsto para otoño, estarían sometidos los cuatros procesados y que, en teoría, no se debería tener en cuenta que dos de ellos han admitido la comisión del delito de cohecho impropio por haber recibido regalos del trama Gürtel. Sin embargo, al tratarse de un procedimiento tan notorio, será inevitable que hasta los miembros del jurado haya llegado el conocimiento de que Campos y Betoret se han declarado culpables. Así, el jurado habrá de dilucidar entre si cree a los dos procesados que han admitido que recibieron regalos de la trama Gürtel, aunque su declaración formal realizada ayer no tenga validez jurídica, o entre los dos que lo niegan, teniendo en cuenta los indicios que se presentarán.

La conformidad tendría que ser común a los cuatro procesados para evitar el juicio

La firma de la conformidad con la pena que se les reclama, una multa de 49.500 euros, hubiera tenido que ser común a todos ellos para evitar el juicio. En cualquier caso, tanto Camps como Costa tienen de plazo hasta el mismo día de la vista, que aún no se ha señalado, para admitir, por voluntad propia, que han cometido el delito, al igual que han hecho Campos y Betoret.

El artículo 50 de la Ley del Jurado, en cuya aplicación aún no existe una amplia experiencia, dice que se disolverá el jurado si las partes reclaman una sentencia de conformidad que, según dice, ha de estar “suscrito por todas”.

Pese a la doctrina que sostiene el TSJCV, fuentes jurídicas consultadas alegan que la declaración de culpabilidad, que además se realizó ante el magistrado, es válida aunque no haya sido firmada por los cuatro procesados y que la interpretación solo cabe respecto a si se dicta una sentencia anticipada para el caso de Campos y Betoret o estos han de esperarse a la celebración del juicio para que el fallo sea conjunto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El ex vicepresidente del Gobierno valenciano, Víctor Campos, ya manifestó ayer que no cambiará de nuevo su estrategia judicial. “No puedo ir ahora a la justicia y cambiar lo que he hecho esta mañana (por ayer)”, aseveró Campos, informa Miguel Ángel Campos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS