Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jiménez no aclara si Madrid reconocerá a Palestina y apoyará su ingreso en la ONU

La ministra de Exteriores no ha revelado la postura de España en la votación de septiembre

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, con la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez. Ampliar foto
El presidente palestino, Mahmoud Abbas, con la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez. Andrea Comas, REUTERS

El pasado 30 de junio, el pleno del Congreso aprobó una moción en la que instaba al Gobierno a que, “en ausencia de la reanudación de las negociaciones bilaterales, apoye de manera coordinada con la Unión Europea el reconocimiento del Estado palestino”.

Las negociaciones entre israelíes y palestinos no se han reanudado. El Cuarteto sobre Oriente Próximo —EE UU, Rusia, UE y la ONU— ni siquiera fue capaz el pasado día 11 de aprobar una declaración conjunta. Pero la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, no quiso anticipar ayer al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, con quien almorzó en Madrid, si España apoyará el reconocimiento del Estado palestino en septiembre en la ONU.

Jiménez explicó a Abbas, según una nota de su departamento, que “España definirá su posición a la vista de las propuestas que se presenten, en un espíritu constructivo”. Eso sí, admitió que “el recurso [de los palestinos] a Naciones Unidas es legítimo”.

División de la UE

Los ministros de Exteriores de la UE se conjuraron el lunes para guardar silencio sobre un tema que les quema en las manos. Alemania ha prometido a Israel que no apoyará un reconocimiento unilateral del nuevo Estado. De su lado, España y Francia están comprometidos desde hace años con la causa palestina.

Fuentes diplomáticas reconocen que los palestinos aún no han aclarado si pedirán el ingreso en la ONU, lo que requiere el visto bueno del Consejo de Seguridad, donde EE UU ha advertido que ejercerá su derecho de veto; o acudirán a la Asamblea General, donde tienen asegurada una amplia mayoría. La Asamblea, sin embargo, solo puede aprobar una resolución de carácter político, sin validez jurídica, y otorgar al Estado palestino el estatuto de observador no miembro de la ONU, como ya son el Estado Vaticano o la propia OLP.

Tanto si opta por una vía como por ambas a la vez, el Gobierno español pidió ayer flexibilidad a Abbas para que plantee una fórmula que sea asumible por todos los socios europeos de la UE.

Como si ya fuera jefe de Estado, Abbas inició su visita con una audiencia con el Rey, quien le recibió apoyado en una sola muleta y no en dos, como andaba hasta la semana pasada, pero aún convaleciente de la intervención de rodilla del pasado 3 de junio.