Extremadura divide a IU en Andalucía

Sánchez Gordillo quiere actuar como en Mérida si se dan resultados similares en las andaluzas

Diego Valderas y Sánchez Gordillo, en el Parlamento de Andalucía.
Diego Valderas y Sánchez Gordillo, en el Parlamento de Andalucía.Europa Press

IU tendrá que afrontar un dilema similar al extremeño si las próximas elecciones andaluzas, previstas para marzo de 2012, dejan sin mayoría absoluta a socialistas o a populares y no entra ningún otro partido con representación suficiente para ser decisivo. La experiencia de los vecinos, lejos de aclarar la situación, divide a la federación andaluza.

El coordinador general de IU en Andalucía, Diego Valderas, no quiere ni pensar en que se repita en nueve meses la situación extremeña e insiste en que la decisión de la federación vecina “no representa a IU, es contraria a la política de IU federal y no es extrapolable a otra comunidad.

Pero la única formación de IU a favor de la decisión de los extremeños es precisamente andaluza. El Colectivo de Unidad de los Trabajadores-Bloque Andaluz de Izquierdas (CUT-BAI) del dirigente jornalero Juan Manuel Sánchez Gordillo votó en contra de la resolución de la Ejecutiva Federal que, por 30 votos afirmativos y dos negativos, rechazaba la abstención que finalmente permite al PP gobernar Extremadura.

Más información
"Que nadie espere una pinza aquí"
La orilla extremeña

Para el escenario andaluz, Valderas quiere mandar un mensaje claro: “No seremos ni minoría ni oposición”. Esta afirmación sitúa a IU claramente en posición de llegar a un acuerdo de Gobierno.

Pero, ante la eventualidad de las consecuencias de la decisión en Extremadura se extiendan más allá de Mérida, Valderas ha admitido que va a empezar a trabajar en la puesta en marcha de medidas y compromisos que refuercen la confianza de su electorado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Pero la primera semilla de la disidencia ya está sembrada. El parlamentario de IU por Sevilla y líder nacional del CUT-BAI, Juan Manuel Sánchez Gordillo, considera que los compañeros de IU Extremadura hacen "lo correcto". En su opinión, si en Andalucía se diera un escenario similar tras las próximas autonómicas, habría que actuar de la misma manera y rechazar formar gobierno con ninguna de las dos formaciones.

"Yo estoy de acuerdo en que por activa no hay que traer gobiernos del PP, pero por pasiva me parece un disparate", ha afirmado en contra de la directriz de la dirección de la federación a la que pertenece.

El argumento de Sánchez-Gordillo es que PSOE y PP están hoy "en la misma orilla”, “hay que tratarlos a los dos de la misma manera” y “no gobernar con ninguno”. "Formar gobierno con el PSOE en Andalucía sería un suicidio para IU y su muerte definitiva. Sería como echarle la soga al verdugo que nos va a ahorcar inmediatamente después, porque el PSOE no tendría ningún problema en tirar de la cuerda. ¿Le damos el cuello, la cuerda y le decimos tira cuando quieras?", ha afirmado a Europa Press.

 En la misma línea se ha pronunciado el histórico dirigente de IU Julio Anguita. El ex coordinador general de IU ha defendido que la federación extremeña ha tomado una determinación por un método “extremadamente democrático".

El dirigente comunista ha pedido que se aproveche la situación para la refundación de IU. "No solo en cuanto a cambios en la dirección, sino también el discurso, en la línea política, en los ejes de actuación, tiempos, alianzas...es la ocasión".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Raúl Limón

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense, máster en Periodismo Digital por la Universidad Autónoma de Madrid y con formación en EEUU, es redactor de la sección de Ciencia. Colabora en televisión, ha escrito dos libros (uno de ellos Premio Lorca) y fue distinguido con el galardón a la Difusión en la Era Digital.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS