Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejero de Economía alaba en FAES la “austeridad” del Gobierno madrileño

Percival Manglano defiende la política de contención en el gasto

El consejero de Economía de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano. Ampliar foto
El consejero de Economía de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano.

El nuevo consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, Percival Manglano, se apuntó ayer al tema estrella de la legislatura: la austeridad. Manglano, en el Campus de Verano de la Fundación FAES, abogó porque la contención en el gasto sea un compromiso de todas las Administraciones públicas y que “no beneficie a las que incumplan el objetivo de estabilidad presupuestaria”, además de recomendar una bajada de impuestos.

El dirigente popular advirtió de que las Administraciones “no deben gastar más de lo que ingresan” y apostó por “el cumplimiento del déficit cero a partir de 2012”. “Hay que conseguir el déficit cero sin apaños ni cuentas de la vieja que intenten aprovechar el superávit o equilibrio presupuestario de unas Administraciones para cuadrar el despilfarro de otras, que, además de crear desconfianza en los mercados, solo incentiva el déficit, el desequilibrio y, por tanto, el desempleo”, argumentó el consejero.

El consejero reiteró que con una mayor austeridad y eficiencia “es posible lograr una mayor prosperidad”

Manglano, que durante la pasada legislatura se ocupó de asuntos de inmigración, insistió en que la Comunidad ha cumplido con la estabilidad presupuestaria siempre, ya que es la única región española que no ha tenido que presentar un plan de saneamiento. El consejero reiteró que con una mayor austeridad y eficiencia “es posible lograr una mayor prosperidad”

El consejero madrileño estuvo acompañado por el director del Campus y secretario general de la Fundación FAES, Jaime García-Legaz, el director del curso de economía, Fernando Navarrete, y los ponentes Mario Garcés, Julio Gómez Pomar y Antonio Núñez. Durante su intervención, Manglano insistió en que el Estado debe crear las “condiciones idóneas de prosperidad y bienestar”, como, por ejemplo, “eliminando barreras y trabas que faciliten que los empresarios y profesionales generen actividad económica, ya que son las personas y las empresas, con sus decisiones libres, trabajo, mérito y riesgo, quienes crean riqueza y empleo”.

El consejero presumió de que la política de austeridad desde el comienzo de la crisis en Madrid “ha supuesto un ahorro ya de 1.730 millones de euros, sin que, por ello, se hayan resentido los servicios públicos”.