Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alarte hace autocrítica y evita su dimisión tras el fracaso electoral

Los socialistas valencianos celebrarán una conferencia política

Jorge Alarte, en la asamblea de los socialistas valencianos
Jorge Alarte, en la asamblea de los socialistas valencianos

“No volvamos a los ciclos de 1995 y 2000”, pidió Jorge Alarte a los miembros del Comité Nacional del PSPV-PSOE, reunido ayer en Valencia con las heridas todavía abiertas por el fracaso electoral del pasado 22 de mayo. “Yo en esos ciclos también participé en todo, en todas las partes, hasta la médula. No voy a llevar a este partido a la vuelta a un ciclo 1995-2000”, insistió el secretario general, en alusión a las crisis que desembocaron en gestoras como respuesta a las sucesivas derrotas electorales.

Tras un emotivo discurso, en el que no solo cargó con las responsabilidades de la derrota en las elecciones municipales y autonómicas, sino que asumió como “un error personalísimo” el haber tratado de “mandar y centralizar mucho”, sin contar con gente valiosa del partido, Alarte logró el apoyo de la mayoría de los miembros del comité nacional que intervinieron ayer. Eso no evitó que varios dirigentes le reclamaran la dimisión y que ante la sede del partido se concentraran una quincena de militantes para reclamar un congreso extraordinario. En disconformidad con la decisión de no convocar un congreso extraordinario dimitió un miembro de su ejecutiva, Lalo Díez, que ha sido concejal en Alicante y no fue incluido en la listas del 22 de mayo. Sin embargo, el respaldo de Joaquim Puig, alcalde de Morella, que fue su rival en el congreso de 2008, otorga a Alarte una base amplia para “mirar adelante”.

Hay que pasar página y no continuar con la dinámica de “congresos en los que la mitad del partido le gana a la otra mitad”, señaló Puig.

En el terreno de las propuestas concretas, Alarte anunció una conferencia política previa a la que celebrará el conjunto del PSOE, con la intención de aportar una visión valenciana. “Queremos que ese proyecto se piense más que nunca en clave valenciana, es importante que el PSOE piense en valenciano”, aseguró

Ante la sede del partido se concentraron una quincena de militantes para reclamar, sin éxito, un congreso extraordinario

“Mayor visibilidad, sumar a mucha gente cualificada de manera estable y permanente, contar con todo el mundo, definir una nueva presencia y estrategia en las Cortes Valencianas, oposición responsable y útil, proyecto y alternativa clara”, desgranó el secretario general entre las cosas que los socialistas han de cambiar.

“Hay muchas personas cualificadas con gran experiencia que quieren aportar pensamiento, reflexiones, y nosotros tenemos que sumarlos”, dijo Alarte en relación con el mundo intelectual, profesional y universitario. “Estuvo bien el Foro del Cambio pero tenemos que saber hacerlo permanentemente (...) Necesitamos todas las reflexiones y todas las ideas para este tiempo”.

Dentro de esta perspectiva de apertura a la sociedad, que estuvo muy presente en una buena parte de las críticas y las intervenciones durante el Comité Federal, el líder de los socialistas valencianos también se refirió a la relación del PSPV-PSOE con los movimientos sociales. “Seamos conscientes de que las asociaciones y los colectivos ciudadanos y nuestra realidad de cada pueblo y ciudad son muy importantes para nuestro proyecto. Hemos sido incapaces de tener una agenda social estable y un marco de trabajo y colaboración más allá de reuniones puntuales. Hay que hacerlo ya. Tenemos que tener un plan y una clara vocación de resolver este problema”, aseguró, antes de referirse a las acampadas y protestas que reclaman una democracia real. “No solo debimos analizar qué estaba pasando”, dijo Alarte, “sino que tal vez deberíamos haber organizado, lo dijo Joan Calabuig hace un rato, un comité de crisis para evaluarlo”. El líder del PSPV-PSOE se preguntó: “¿Por qué no? Invitemos al 15-M a que participe en la Conferencia Política, que lo hagan como quieran, por Twitter, si quieren”.