Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo alcalde de Estepona dejará sin sueldo a la oposición

Los regidores de Jaén y Córdoba anuncian recortes en personal de confianza

Los alcaldes de las localidades malagueñas de Mijas (Ängel Nozal), Coín (Fernando Fernández), Estepona (José María García Urbano), Vélez-Málaga (Francisco Delgado) y Antequera (Manuel Barón)
Los alcaldes de las localidades malagueñas de Mijas (Ängel Nozal), Coín (Fernando Fernández), Estepona (José María García Urbano), Vélez-Málaga (Francisco Delgado) y Antequera (Manuel Barón)

El nuevo alcalde de Estepona (66.150 habitantes, Málaga) ha abierto el camino de los recortes municipales anunciando que los ocho concejales de la oposición (seis del PSOE y dos del partido local CIE) no recibirán sueldo. El motivo: no están las arcas para fiestas. Con una deuda total de 160 millones y serios problemas para pagar la abultada nómina de sus 1.280 trabajadores municipales, Estepona no puede permitirse las 14 pagas de 1.500 euros que percibían hasta ahora los ediles de la oposición.

José María García Urbano (PP) también quiere prescindir de “más de la mitad” de los cargos de confianza actuales. Sobre el sueldo del alcalde, que ronda los 2.000 euros y que sus compañeros del PP y algunos implicados en el caso Astapa bajaron un 52% cuando estaban en la oposición, el nuevo regidor esteponero no tiene nada decidido. “Estoy pendiente de tramitar mi excedencia”, explica, “pero puede que en los próximos días haya una sorpresa agradable”.

A partir del 11 de junio se sentará en el banquillo de la oposición el actual alcalde en funciones David Valadez (PSOE), que en los últimos tres años ha acusado numerosas veces a los ediles del PP de aliarse con los concejales implicados en el caso que investiga la corrupción en el Ayuntamiento esteponero, y que él mismo denunció, para bloquear la gestión del municipio.

A pesar de los malos augurios económicos, García Urbano se muestra confiado en que todo cambiará cuando “los inversores vean que la cosa funciona” y la Junta de Andalucía pague su “deuda histórica”, un concepto en el que los populares esteponeros incluyen “compromisos y promesas incumplidas” de las Administraciones supramunicipales, como la construcción de un centro hospitalario o la ampliación del puerto deportivo, que cifran en 60 millones.

Como norma general, las retribuciones de los ediles se fijan una vez constituida la corporación municipal. Después, son los grupos municipales quienes plantean la dedicación que tendrán sus concejales según la situación de cada uno.

En la capital malagueña, también gobernada por el PP, nunca se ha establecido un criterio previo sobre la dedicación de los ediles. “Habrá que esperar a que cada grupo proponga sus necesidades”, explican fuentes de su alcaldía.

Tampoco parece fácil que se recorten los cargos de confianza de Málaga. Cada uno de los nueve organismos autónomos del Ayuntamiento, cada una de las 13 sociedades mercantiles, cada una de las 10 áreas, y cada uno de los 10 distritos tiene un director, un gerente o director técnico en su caso.

En Jaén, el alcalde electo, José Enrique Fernández de Moya (PP), tampoco ha decidido si mantendrá el mismo número de ediles liberados de la oposición (ocho del PSOE y dos de IU), pero sí que los miembros de las comisiones informativas y patronatos pasarán de nueve a siete. También reducirá la asignación a grupos municipales y la retribución por asistencia a plenos pasará de 120 a 100 euros.

En cuanto a los cargos de confianza, ha anunciado que “a los cinco minutos” de tomar posesión firmará un decreto para suprimir los seis asesores que tiene la todavía alcaldesa, la socialista Carmen Peñalver, y que importan 263.000 euros brutos mensuales. “No habrá ni un solo asesor”, ha dicho Fernández de Moya, que recortará de 21 a nueve el personal de alcaldía, y todos ellos serán funcionarios municipales.

En Córdoba, donde la oposición tiene la mitad de sus ediles liberados, el nuevo gobierno del PP mantendrá el mismo criterio. En cuanto a los cargos de confianza, el alcalde cordobés en funciones cuenta con 13. En campaña, el candidato del PP, José Antonio Nieto, se comprometió a reducirlos a tres o cuatro, como mucho. Los ocho coordinadores generales también van a pasar a cuatro. Y se va a reducir el personal de confianza de los grupos siguiendo el criterio de gasto que mantiene ahora el PP y que permite destinar un máximo de 30.000 euros al año por concejal. El PP tiene actualmente 11 cargos de confianza por 14 concejales, 10 tenía IU (por 11 concejales) y 8 el PSOE (por cuatro concejales).

Con información de Diego Narváez, Ginés Donaire y Manu J. Albert.