Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas canarios piden autonomía a Ferraz para pactar con el PP

Hay acuerdos previos para garantizar la gobernabilidad en La Palma, El Hierro, Fuerteventura y Tenerife

El eurodiputado Juan Fernando López Aguilar, durante una rueda de prensa. Ampliar foto
El eurodiputado Juan Fernando López Aguilar, durante una rueda de prensa. EFE

El Partido Socialista Canario (PSC) pedirá al Comité federal que de luz verde para establecer un pacto doble en el Archipiélago que consistiría en un acuerdo con los nacionalistas de Coalición Canaria en el Parlamento. En virtud de este pacto, la presidencia sería para el nacionalista, Paulino Rivero, mientras que la vicepresidencia la ostentaría, José Miguel Pérez (PSC-PSOE). En este sentido, el segundo de los pactos correspondería a un eventual acuerdo con el Partido Popular, formación vencedora en número de votos en Canarias, en los Cabildos y ayuntamientos.

Fuentes de los socialistas canarios aseguraron a EL PAÍS que, en la reciente ejecutiva regional, la mayoría se decantó por un pacto con los populares ya que cuantitativamente los socialistas se verían favorecidos. De hecho, las conversaciones con el PP ya han comenzado y se han establecido varios acuerdos previos para garantizar la gobernabilidad en los cabildos de La Palma, El Hierro, Fuerteventura y Tenerife. En este último caso, los socialistas obtendrían la vicepresidencia y la mitad de los 15 consejeros que componen la institución insular. Así las cosas, los socialistas canarios intentarán convencer a la cúpula de Ferraz para que confiera autonomía al PSC para evitar un pacto en cascada con CC. De darse un pacto entre PSC-PSOE y PP, los nacionalistas no solo se verían desplazados del Gobierno de Canarias, sino de gran parte de las instituciones del Archipiélago. Todo dependerá de la ejecutiva federal socialista que se celebrará mañana en Madrid.

De darse un pacto entre PSC y PP, los nacionalistas se verían desplazados de las instituciones

Ley de silencio

Desde las filas socialistas se ha impuesto una férrea cortina de silencio en torno a las negociaciones con el resto de las formaciones políticas en el Archipiélago. Esta actitud ya ha recibido críticas desde las filas socialistas. Concretamente, el europarlamentario Juan Fernando López Aguilar ha advertido de que “se trata sencillamente de la obligación de formar juicio con respecto del resultado electoral que es un retroceso severo".

"Los ciudadanos tienen derecho a esperar y nosotros la obligación de ofrecer una explicación, nuestra lectura y también, por supuesto, nuestro compromiso de que queremos reconciliarnos con el electorado que hemos perdido", indicó López Aguilar. Además, para el socialista todo ello requiere de una reflexión, pero "el silencio no es una opción". "El decreto del silencio no es una opción responsable en política", dijo.