Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán achaca al paro el revés, aunque admite errores

El presidente andaluz descarta adelantar las elecciones autonómicas pese a que el PP barre por 7,1 puntos de ventaja al PSOE

Griñán, a su llegada a la Ejecutiva Regional del PSOE andaluz
Griñán, a su llegada a la Ejecutiva Regional del PSOE andaluz

El PSOE de Andalucía, como el resto de las federaciones socialistas, está noqueado. El domingo, el PP superó por primera vez en número de votos al PSOE en el conjunto de Andalucía. No fue por los pelos, ni por poco, sino por 7,1 puntos y 300.000 papeletas de ventaja, los mismos que los socialistas tenían hace cuatro años. No había pasado nunca. La única vez que el todopoderoso PSOE andaluz perdió fue en 1979, cuando la extinta UCD le superó en las primeras elecciones municipales. Eso quiere decir que de las 33 convocatorias electorales celebradas en Andalucía (sumando generales, autonómicas, locales y europeas) solo en una ocasión había salido derrotado. Ahora ya suma otra.

Aunque la noche electoral el secretario general del PSOE, José Antonio Griñán, aseguró que “no hay mayoría de derechas” en Andalucía y pronosticó, sin base empírica alguna, que en las autonómicas de marzo de 2012 “tendrá color socialista”, hoy ha matizado un poco. Griñán ha reconocido, tras reunirse con el pleno de la ejecutiva regional, que ha habido “errores”, que no detalló, aunque ha insistido en culpar del “voto de castigo” al paro y la crisis económica.

El presidente andaluz ha reiterado que no anticipará las elecciones autonómicas que él mismo ha dicho que serán el 4 de marzo del año próximo y reclamó “unidad” a su partido. Griñán se ha opuesto a la celebración de un congreso extraordinario en el PSOE federal, como ha defendido el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano. “Sería un error de libro”, ha dicho Griñán, quien también ha puesto reparos a la celebración de primarias porque “no podemos estar mucho tiempo hablando de nosotros mismos”.